Joaquin Teherán Lora La Inflamacion Cronica: un Silencioso que nos Hace Daño. | Qisoma Google ;
24 julio 2017

La Inflamacion Cronica: un Silencioso que nos Hace Daño.

Por: Joaquín Teheran Lora

LAS ENFERMEDADES DEGENERATIVAS SON UN GRITO SILENCIOSO DE LA INFLAMACION CRÓNICA.

Josefina, madre de 3 hijos, con 65 años de edad no es capaz de caminar más de unos cuantos pasos sin sufrir dolor e hinchazón en la rodilla.
Pasó de ser un ama de casa con una vida normal, a estar obligada a permanecer sentada todo el día, sintiendo que su vida ha terminado, sin saber qué es lo que está mal a pesar de haber pasado por las manos de muchos especialistas y de haber sido operada.

Lo que está mal en Josefina, es que ella,  como la mayoría de las personas, lleva mucho tiempo alimentándose " a lo moderno", cumpliendo una dieta basada en los carbohidratos que son los que le suministran el combustible (azúcar) para obtener la energía que el cuerpo necesita para su funcionamiento y con un bajo consumo de grasas. Se puede decir que esta señora ha pasado su vida quemando azúcar como su principal combustible generando con ello múltiples procesos inflamatorios dentro del cuerpo.
Estos procesos inflamatorios han dado origen a una disfunción en las mitocondrias de las células que, en su caso, se presenta como inflamación y dolor en las rodillas.

LAS RAICES ALIMENTICIAS DEL DOLOR Y LA INFLAMACION.

Tienes que tener en cuenta que LA INFLAMACIÓN COMO PROCESO BIOQUÍMICO, de la que hemos hablado en este blog, en sí no es perjudicial. Es una respuesta natural a las lesiones y las infecciones o el intento que hace el cuerpo para repeler a los invasores, reparar los daños y curar los tejidos.
Hay dos tipos de inflamación: Una, aquella que se da cuando sufrimos de manera ocasional una agresión o lesión (un fuerte golpe, por ejemplo) y el cuerpo entonces reacciona de una manera adecuada y beneficiosa. Es una inflamación que dura pocos días, es una "inflamación aguda" que provoca un dolor significativo y molestias a la persona.
La otra inflamación, es aquella que se presenta cuando castigamos  al cuerpo con repetidos traumatismos o lo sometemos a una exposición prolongada a las toxinas. Precisamente la repetición de esos traumatismos hacen que la reacción inflamatoria del cuerpo no ceda en pocos días, sino que se prolongue con el tiempo, conociéndose entonces como "inflamación crónica o silenciosa" que, cuando se instala, es cuando surgen los problemas representados en la enfermedad crónica.
A diferencia de la aguda, la inflamación crónica ni duele ni se nota. Es silenciosa, pasa inadvertida sin ningún síntoma evidente y en esas características radica su peligrosidad: es un silencio que nos mata porque está detrás como causa  prácticamente de cualquier trastorno degenerativo, como la diabetes, la obesidad, la artritis, el cáncer, el alzhéimer y, sobre todo, las cardiopatías.
Con esta inflamación crónica, como no se sabe que se sufre no se suele hacer nada para tratarla y se pasan años así, hasta que al final, termina apareciendo una enfermedad crónica: diabetes tipo II, obesidad, enfermedades cardíacas...
Contribuimos  a que aparezca la inflamación silenciosa cuando estamos sometidos a un continuo estrés en cuyo caso se presenta una sobre producción de cortisol por parte de las glándulas suprarrenales ; por exceso de insulina que regule los niveles de glucosa en la sangre como respuesta al alto consumo de carbohidratos.

La mala calidad de nuestros alimentos, la presencia de toxinas ambientales, el agotamiento de los nutrientes del suelo, el predominio de los alimentos modificados genéticamente (GMO) como la soya y el maíz , conspiran para crear un sistema inmunológico hiperactivo, que desencadena la inflamación.
También encontramos los alimentos cargados de gluten que pueden causar el síndrome de "intestino permeable" que causa todo tipo de problemas de salud como, depresión, ansiedad, trastornos de la tiroides, por nombrar solo algunos.






El síndrome de "intestino permeable" es aquel que ocurre cuando se desarrollan espacios entre las células de la membrana que recubre la pared intestinal.
Esto permite que sustancias como los alimentos no digeridos, desperdicios metabólicos y bacterias, que debieran permanecer en el tracto digestivo, escapen al torrente sanguíneo.


UN ENFOQUE NUTRICIONAL ADECUADO PUEDE ELIMINAR LA IMFLAMACION CRONICA.


Sin embargo, no creas que es complicado hacerle frente a la inflamación.El mejor tratamiento para eludirla estriba en una buena dieta, descansar lo suficiente y realizar ejercicio físico, así de simple.

Debes moderar el consumo de hidratos de carbono refinados y azúcares (bollería industrial), para mantener regulada la insulina;  elevar el consumo de ácidos grasos Omega 3, que favorecen la producción de eicosanoides (toma pescado azul, semillas de lino, frutos secos, etc.); disminuir la ingesta de grasas hidrogenadas  (procedentes de la industria en forma de aceites refinados ); comer a diario verduras y frutas frescas (sus enzimas palían los radicales libres que provocan la oxidación); descansar adecuadamente (necesitamos, como mínimo, ocho horas diarias según los expertos) y practicar deporte o, por lo menos, llevar una vida activa (caminar ligero media hora cada día).
Uno de los remedios naturales más potentes para eliminar la inflamación crónica es la bromelina, que es una enzima digestiva (obtenida de la piña) que descompone las proteínas, ayuda al cuerpo a absorber eficazmente los nutrientes valiosos y ayuda a reparar el tracto digestivo.
En un estudio, la bromelina demostró eficacia como cualquier fármaco antiinflamatorio no esteroideo (AINE) en la reducción del dolor en la rodilla de la osteoartritis sin efectos secundarios no deseados.
La bromelina, puede usarse para una variedad de problemas digestivos, incluyendo la enfermedad inflamatoria intestinal, colitis ulcerosa, estreñimiento y enfermedad de Crohn.
Antiviral y antibacteriana, esta enzima versátil también se utiliza para el dolor postoperatorio y la inflamación así como el tratamiento del asma, las alergias y las infecciones de los senos.


IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE. 

Por: +Joaquín Teheran Lora (Jotelo)


Ten en cuenta las siguientes sugerencias y RECUERDA que, "COMPARTIR ES BUENO"



Qisoma es una página independiente y libre de costos para sus lectores. Si encuentras que nuestro esfuerzo  y la información que compartimos te ha sido útil y de ayuda, considera apoyarnos con una donación.  Mantener vigente y actualizado el blog demanda unos gastos de tiempo y sostenimiento que rebasan nuestra capacidad de cubrirlos. Contáctanos a nuestro correo qisoma@hotmail.com para darte instrucciones de cómo hacerlo.

De antemano muchas gracias.







COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Además de comentar también puedes compartir o recomendar este artículo.
Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

No hay comentarios :


cerrar
suscripcion