Joaquin Teherán Lora El Maravilloso Mundo del Bicarbonato y el Dióxido de Carbono | Qisoma Google ;
13 julio 2018

El Maravilloso Mundo del Bicarbonato y el Dióxido de Carbono

Por: Joaquín Teheran Lora

La deficiencia de dióxido de carbono (CO₂) es la causa de muchas enfermedades, por lo que  elevar los niveles de dióxido de carbono de la sangre, hará desaparecer aquellas enfermedades que no son sino complejas estrategias del organismo para la supervivencia como la diabetes, disfunciones reproductivas, trastornos psicológicos, alergias, hipertensión, problemas renales, problemas cardíacos, problemas gástricos, deficiencia inmunológica, cáncer, e incluso el SIDA.


Antes de entrar a conocer el maravilloso mundo del Bicarbonato y el Dióxido de Carbono (CO₂) que te describo en este post, debes leer Cómo Respirar para obtener mejor Oxigenación Corporal a fin de que valores y comprendas la importancia del  Bicarbonato para nuestra salud.
Cuando tenemos una cantidad insuficiente de Bicarbonato en la sangre, se reduce nuestra capacidad para administrar (neutralizar y botar) los ácidos que produce nuestro cuerpo . Esta es la causa del envejecimiento.



A la edad promedio de 45 años es cuando los seres humanos empezamos  a mostrar síntomas de diabetes, hipertensión, osteoporosis y muchas otras enfermedades degenerativas en adultos. Y como no podemos controlar los ácidos, entonces los acumulamos  en nuestro cuerpo. Estos desechos ácidos aparecen como colesterol, ácido graso, ácido úrico, urato, sulfato, fosfato, cálculos renales, etc.
El bicarbonato es un nutriente esencial y nuestro organismo a menudo tiene que luchar para producir lo suficiente, especialmente a medida que envejecemos. El principal productor de bicarbonatos es el páncreas. Las personas mayores tienen deficiencias de bicarbonato y lo mejor, desde el punto de vista médico, es aliviar estas deficiencias. Para los pacientes con cáncer podría marcar la diferencia entre la vida y la muerte porque los pacientes con cáncer son universalmente muy ácidos, por lo que la alcalinidad proporcionada por el bicarbonato es crucial.



El Bicarbonato aumenta la oxigenación del cuerpo.

Pero el Bicarbonato no solo combate la acidez sistémica sino que es determinante para que el organismo produzca mayor cantidad de Dióxido de Carbono (CO₂) un gas de trascendental importancia para que haya más oxigenación en el organismo.
Cuando el Bicarbonato de sodio se mezcla con el ácido del estómago  libera dióxido de carbono (CO₂) : NaHCO₃ + HCl -> NaCl + H₂0 + CO₂
Es decir, el bicarbonato de sodio (NaHCO₃) + el ácido del estómago (HCl) produce sal (NaCl) + agua (H₂0)+ dióxido de carbono (CO₂). En esta reacción química que se produce, la estrella del espectáculo es el dióxido de carbono (CO₂).


La Ley Verigo-Bohr

A fines del siglo XIX, los científicos Bohr y Verigo descubrieron lo que parecía una ley extraña: un nivel reducido de dióxido de carbono en la sangre conduce a una disminución en el suministro de oxígeno a las células del cuerpo incluyendo el cerebro, el corazón, los riñones, etc. Se descubrió que el dióxido de carbono (CO₂) era el responsable del vínculo entre el oxígeno y la hemoglobina. Si el nivel de dióxido de carbono en la sangre es más bajo de lo normal, esto genera dificultades para que la hemoglobina libere y entregue  oxígeno a las células. Esa es  la ley Verigo-Bohr.

☛ Si artículos como éste son de tu interés y deseas que te mantengamos informado de nuestras novedades, SUSCRIBETE aquí a Qisoma, para que recibas nuestras actualizaciones directamente en tu correo.


El dióxido de carbono es, de hecho, un componente más fundamental que el oxígeno para la materia viva.

Tomar bicarbonato es darle al organismo una explosión de oxígeno porque está suministrando al cuerpo al instante más dióxido de carbono (CO₂) y esto permite que se entregue más oxígeno a las células. El uso de bicarbonato de sodio combinado con potasio (citrato de potasio) es la práctica de la medicina de CO₂. En pocas palabras, cuando un paciente aumenta los niveles de CO₂ mediante el uso de bicarbonato o con reentrenamiento respiratorio (método Buteiko), aumentan los niveles de O₂, así como el pH y el voltaje de la célula.
El oxígeno y el dióxido de carbono no son antagónicos. Una ganancia de un gas en la sangre no implica necesariamente una pérdida correspondiente de la otra. La sangre puede ser alta o baja en ambos gases. Bajo condiciones clínicas, bajo oxígeno y bajo dióxido de carbono generalmente ocurren juntos. El aumento terapéutico del dióxido de carbono, por inhalación de este gas diluido en el aire o por tomar Bicarbonato, a menudo es un medio eficaz para mejorar la oxigenación de la sangre y los tejidos.
En los últimos tiempos hemos escuchado que el planeta se está calentando a causa del Dióxido de carbono y a este gas, se le han atribuido también muchas cosas malas.
Hay personas que consideran al CO₂ como un producto de desecho de la célula y que por lo tanto si lo expulsamos a través de la respiración es porque no sirve para nosotros.
La realidad es totalmente distinta a lo que pensamos. La verdad el dióxido de carbono no es un gas de desecho, es más, el dióxido de carbono es importante para nosotros y cumple funciones clave en el organismo humano.
El dióxido de carbono, difunde a través de los tejidos con mayor facilidad que el oxígeno y es precisamente esta propiedad, la que le permite penetrar la barrera hematoencefálica y regular el centro respiratorio en el cerebro.
El dióxido de carbono, facilita el paso del oxígeno a los tejidos, pues al unirse a la hemoglobina, contribuye a la liberación del oxígeno hacia las células tisulares. Esto se conoce como Efecto Bohr. Para decirlo de una manera figurada, el suministro de oxígeno a las células desde los glóbulos rojos estaría, de alguna forma, controlado por el dióxido de carbono.
Un médico ruso llamado Konstantin Buteyko es el principal responsable de llamar la atención sobre la importancia del dióxido de carbono para el metabolismo corporal y cómo la falta de este puede causar enfermedades crónicas; esto constituye un gran avance en la ciencia médica.
Vivimos en un mundo que fue cambiado de un entorno agrícola a un entorno industrial, que produce más contaminación. Nuestros estresantes estilos de vida crean más ácido, lo que hace que consumamos más bicarbonato. La sociedad médica considera la reducción de bicarbonatos en la sangre como un hecho inevitable del envejecimiento.
Dado que los bicarbonatos ingresan al torrente sanguíneo solo cuando el estómago produce ácido clorhídrico, es importante que bebamos tanta agua alcalina rica en minerales como sea posible. Con el estómago vacío, el valor del pH del estómago puede ser alto, pero la cantidad (volumen) de ácido clorhídrico en el estómago es pequeña; por lo tanto, beber agua alcalina de pH alto (9.5 a 10) elevará el pH del estómago relativamente alto. Esto hace que el estómago produzca más ácido clorhídrico, permitiendo que más bicarbonato ingrese al torrente sanguíneo.
Podemos aumentar la alcalinidad de todos los fluidos del cuerpo y mantenerlos en niveles altos durante todo el día durante semanas, especialmente el líquido intersticial o líquido tisular que se encuentra en el espacio entre las células.
Sucede que la respiración lenta, como la recomendada por Buteyko, aumenta los niveles de CO₂ y también lo hace el bicarbonato, por lo que una terapia refuerza la otra.


El bicarbonato de sodio es el medicamento contra el cáncer menos costoso, más seguro y tal vez más eficaz que existe

Los estudios realizados en la Universidad de Bari en Italia demostraron claramente que un sello distintivo de todos los tumores, independientemente de su origen o antecedentes, es su ambiente ácido. De hecho, la progresión tumoral aumentó con un pH ácido e hipoxia, o un bajo nivel de oxígeno ", escribe el Dr. Veronique Desaulniers.
Los investigadores informaron que el bicarbonato aumenta el pH del tumor (es decir, lo hace más alcalino) y también inhibe la metástasis espontánea (Robey 2009). Mostraron que el bicarbonato de sodio oral aumentó el pH de los tumores y también redujo la formación de metástasis espontáneas en ratones con cáncer de mama. También redujo la tasa de afectación de ganglios linfáticos.
Muchas enfermedades pueden prevenirse o tratarse con solo administrar bien el delicado balance de pH de los fluidos del cuerpo porque todos los procesos fisiológicos son sensibles a los cambios en el pH. 


Conclusión
Es difícil que entremos en una condición cancerosa si la sangre y los tejidos 
presentan un estado alcalino.
Para lograr un estado alcalino suficientemente sano, libre de todas las enfermedades , debemos tener una suficiencia nutrición alcalina, que puede ser fácilmente suministrada con bicarbonato de sodio tomado de forma constante. Además, la hidratación completa , la ingestión de alimentos verdes ricos en clorofila, una buena exposición al sol y, por supuesto, la respiración lenta ( Método Buteyko) y el ejercicio suficiente nos ayudarán a evitar y tratar el cáncer.

IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE. 


Ten en cuenta las siguientes sugerencias y RECUERDA que, "COMPARTIR ES BUENO"

Qisoma es una página independiente y libre de costos para sus lectores. Si encuentras que nuestro esfuerzo  y la información que compartimos te ha sido útil y de ayuda, considera apoyarnos con una donación.  Mantener vigente y actualizado el blog demanda unos gastos de tiempo y sostenimiento que rebasan nuestra capacidad de cubrirlos. Contáctanos a nuestro correo qisoma@hotmail.com para darte instrucciones de cómo hacerlo. De antemano muchas gracias.







COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Además de comentar también puedes compartir o recomendar este artículo.
Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

No hay comentarios :


cerrar
suscripcion