Joaquin Teherán Lora Ácido ascórbico : Antioxidante que Combate la Septicemia | Qisoma Google ;
29 enero 2018

Ácido ascórbico : Antioxidante que Combate la Septicemia

Por: Joaquín Teheran Lora



La vitamina C o Ácido Ascórbico puede matar todos los virus conocidos por la humanidad.

Con el aumento de las "superbacterias" como el SARM (Staphylococcus Aureus Resistente a Meticilina), la Organización Mundial de la Salud ha considerado que la resistencia a los antibióticos es una crisis de salud pública , que mata a 23.000 personas al año solo en los Estados Unidos. Sorprendentemente, la clave para derrotar a esta y otras amenazas serias a la salud (incluyendo sepsis, neumonía, tuberculosis resistente a los medicamentos e incluso el cáncer) podría muy bien ser un nutriente barato y no tóxico: el ácido ascórbico, también conocido como vitamina C .
Sin embargo,el establecimiento médico convencional, sistemáticamente ha minimizado los poderes terapéuticos de la vitamina C.



El Ácido Ascórbico actúa contra la Tuberculosis y la Neumonía resistentes a los medicamentos.

Durante años, los expertos en salud natural han intentado alertar al establecimiento médico sobre el asombroso potencial del ácido ascórbico.
Extensos estudios recientes han mostrado las propiedades antioxidantes, antibacterianas y antivirales de la vitamina C. Por ejemplo, en un estudio de 2013 publicado en Nature Communications , los investigadores determinaron que la vitamina C mata a las bacterias resistentes a la tuberculosis (TB).
El equipo, dirigido por William Jacobs, Ph.D., profesor de microbiología e inmunología en la prestigiosa Facultad de Medicina Albert Einstein , sabía que la micobacteria, el tipo de bacteria que causa la TB, se está volviendo resistente a la isoniacida, una droga líder contra la tuberculosis .
Los investigadores encontraron que una combinación de vitamina C e isoniazida podía esterilizar por completo un cultivo celular que incluía MDR-TB (bacteria de tuberculosis resistente a múltiples fármacos) y XDR-TB, una cepa aún más resistente.
Otra investigación ha demostrado que las deficiencias de vitamina C están relacionadas con la neumonía , y que la suplementación con vitamina C puede tener profundos efectos en la enfermedad. En un estudio, los investigadores encontraron que la vitamina C reduce en un tercio la hospitalización de los pacientes y normaliza las radiografías de tórax, la temperatura y la VSG (velocidad de sedimentación globular) en pacientes con neumonía.

El protocolo de Vitamina C derrota a la Septicemia,la causa más común de muerte en pacientes hospitalizados.

Vitamina C liposomal de Qisoma
La septicemia que es una infección generalizada en todo el cuerpo, presenta una tasa de mortalidad del 30 al 50 por ciento y mata a millones de pacientes en todo el mundo cada año. El Dr Thomas E. Levy, cardiólogo autor de siete libros sobre temas relacionados con la salud, entre los que se incluyen "Curando lo incurable: vitamina C", informa que el Dr. Paul Marik de la Eastern Virginia Medical School ha logrado resultados sorprendentes con la vitamina C en la cura de la septicemia.
El Dr. Thomas Levy dice: ”la vitamina C se conoce como un antioxidante que dona o cede su electrones. Por otro lado, una toxina, infección o cualquier cosa que causa un síntoma médico en el cuerpo es el resultado del estrés oxidativo o debido a una falta de electrones”. Por lo tanto, es realmente muy simple, si nuestro cuerpo no tiene suficientes electrones se va a enfermar.
La sepsis o septicemia es un proceso progresivo de una infección agresiva, provocada por alguna bacteria o virus, en todo el torrente sanguíneo por lo que algunas veces se le conoce como envenenamiento de la sangre.
Si bien, las enfermedades, tales como la bronquitis, neumonía, faringitis estreptocócica, infección renal, o incluso, las infecciones localizadas podrían causar una sepsis, esta se adquiere más comúnmente en los hospitales o se adquiere frecuentemente con la mordedura de ratas.
Una manera simple y económica para tratar la septicemia o sepsis, es a través de utilizar la tiamina (vitamina B-1), vitamina C intravenosa (IV) o liposomal , en combinación con la hidrocortisona esteroide
El protocolo para redimir la septicemia implica 1,5 gramos de vitamina C administrada por vía intravenosa o una cucharada de vitamina C liposomal cada seis horas durante cuatro días, junto con hidrocortisona y tiamina (vitamina del complejo B).
En un estudio retrospectivo, el 40 por ciento de los pacientes con septicemia en el grupo de control murió, mientras que solo el 8,5 por ciento de los pacientes en el grupo de vitamina C sucumbió. (En un segundo estudio, solo el 1 por ciento de los pacientes del Dr. Marik murió). El grupo de vitamina C también experimentó una mejor función renal.
Con estos resultados impresionantes, no parece haber ninguna razón para que ningún médico u hospital suspenda o niegue este tratamiento. Si usted o un ser querido desarrolla septicemia, el Dr. Levy recomienda exigir que se aplique inmediatamente el protocolo de vitamina C del Dr. Marik) .


La desinformación y los conceptos erróneos sobre la vitamina C abundan.

A pesar de los resultados salvadores como éstos, el establecimiento médico convencional no ha adoptado exactamente el uso de altas dosis de vitamina C. Lamentablemente, muchos médicos señalan estudios realizados en la década de 1970, algunos de los cuales mostraron poco o ningún beneficio para la terapia con vitamina C .
Pero, los defensores de la vitamina C dicen que saben por qué es así. Para ser eficaz, la vitamina C se debe administrar en mega dosis. Los estudios no solo estaban mal diseñados, sino que utilizaban dosis extremadamente bajas.
Otra razón para la renuencia a recomendar la vitamina C podría ser la percepción de que suplementar con dosis altas puede causar cálculos renales e incluso daño renal y hepático.
Pero, el Dr. Levy sostiene que los estudios no lo han respaldado, y agrega que la vitamina C no tiene toxicidad definida en ningún nivel.
De hecho, la Sociedad Estadounidense de Farmacéuticos del Sistema de Salud informa que un estudio de 2009 de 45.000 participantes mostró que el consumo de vitamina C no se asoció significativamente con el riesgo de formación de cálculos renales.
Y, el Centro Nacional de Información Biotecnológica declara: "No hay evidencia de que la vitamina C cause daño hepático agudo o ictericia".
(Sin embargo, solo para estar seguro, si tiene antecedentes de cálculos renales o problemas hepáticos, hable con un proveedor integrador de atención médica antes de usar la vitamina C.)

Las autoridades médicas convencionales (¿a regañadientes?) Reconocen algunos de los poderes de la vitamina C.

El Centro Nacional de Información Biotecnológica (NCBI), una rama de los Institutos Nacionales de Salud ,mantiene bases de datos relevantes para la biomedicina. En el Resumen Compuesto de NCBI sobre la vitamina C , la agencia afirma que la vitamina C es un antioxidante que "combate las infecciones bacterianas" y "ayuda a neutralizar las toxinas".
El NCBI cita un extracto de Physician's Drug Reference para medicamentos sin receta, suplementos dietéticos e hierbas , atribuyendo a la vitamina C propiedades contra una lista de enfermedades que incluyen aterosclerosis, cáncer y presión arterial alta.
Además, la vitamina C actúa contra los virus, aumenta el sistema inmunológico, reduce el colesterol LDL, desintoxica los metales pesados y ayuda a proteger contra los efectos tóxicos de la quimioterapia y la radiación .
El Instituto Nacional del Cáncer , otra agencia gubernamental, está de acuerdo en que la vitamina C es un potente antioxidante que contrarresta los efectos dañinos de la oxidación y afirma que puede combatir el cáncer mediante la mejora del sistema inmunitario y la estimulación del colágeno que ayuda a "bloquear" los tumores .
Con estos aparentes endosos, es realmente desconcertante que el potencial de la vitamina C no se explore más ampliamente.

La dosis diaria recomendada de vitamina C es ridículamente baja.

La dosis diaria recomendada de vitamina C para adultos es de 75 mg para las mujeres, aproximadamente la cantidad de vitamina C que hay en una naranja grande y 90 mg para los hombres. Según los expertos en salud natural, esta dosis es suficiente para prevenir el escorbuto, pero no mucho más.
En otras palabras, no es suficiente para otorgar beneficios protectores y terapéuticos. De hecho, muchos proveedores integradores de atención médica tienen una palabra para esta recomendación: una "broma".
El "límite superior seguro" de 2.000 mg (2 gramos) por día también es problemático. Los médicos integradores generalmente recomiendan dosis que empequeñecen esta cantidad.
El Dr. Levy recomienda un " protocolo multi-C ", con la vitamina administrada constantemente en dosis de varios gramos durante el día.
De hecho, el Dr. Levy sostiene que las infecciones agudas pueden requerir hasta 50 a 100 gramos de vitamina C por día. Él recomienda 1 a 5 gramos (1,000 a 5,000 mg) por día de vitamina C encapsulada en liposomas, junto con dosis de palmitato de ascorbilo. En algunos casos, puede recomendar la vitamina C intravenosa en la cantidad de 25 a 150 gramos por día.
El uso de vitamina C liposomal, dice el Dr. Levy, permite una mejor absorción y también puede evitar la diarrea y los calambres abdominales que pueden acompañar a la administración de suplementos de vitamina C.
A pesar del hecho de que las agencias gubernamentales enumeran las propiedades curativas de la vitamina C en blanco y negro, la medicina occidental ha tardado en aceptar esta solución natural segura y no tóxica para las infecciones y las enfermedades. Con suerte, un día, todo esto cambiará.





IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE. 


Ten en cuenta las siguientes sugerencias y RECUERDA que, "COMPARTIR ES BUENO"

Qisoma es una página independiente y libre de costos para sus lectores. Si encuentras que nuestro esfuerzo  y la información que compartimos te ha sido útil y de ayuda, considera apoyarnos con una donación.  Mantener vigente y actualizado el blog demanda unos gastos de tiempo y sostenimiento que rebasan nuestra capacidad de cubrirlos. Contáctanos a nuestro correo qisoma@hotmail.com para darte instrucciones de cómo hacerlo. De antemano muchas gracias.


Por: Joaquín Teherán Lora





COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Además de comentar también puedes compartir o recomendar este artículo.
Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

No hay comentarios :


cerrar
suscripcion