28 de abril de 2017

QUÉ ES LA VITAMINA C LIPOSOMAL Y SU PODER CURATIVO.



LA VITAMINA C EN FORMA LIPOSOMAL ES MAS EFECTIVA QUE LAS MEGA-DOSIS INTRAVENOSAS DE LA MISMA. 

La experiencia de la salud natural ha comprobado durante mucho tiempo que la vitamina C puede luchar contra el cáncer, pero si se administra en dosis suficientemente grandes (mega-dosis) por vía endovenosa, porque por la vía oral estas mega-dosis son ineficaces además de causar molestias gastrointestinales.  Además, por la vía endovenosa, aun con mega-dosis, a veces es difícil de lograr la concentración arterial alta necesaria para que sea eficaz.
Este frustante inconveniente se puede corregir utilizando una nueva forma de vitamina C que crea niveles en sangre cien  veces más altos que los niveles obtenidos con la ingestión oral convencional con lo cual se configura un escenario para que la vitamina combata agresivamente el cáncer. 
Esta nueva forma es la vitamina C liposomal. Seis gramos (6 gms)  de este tipo de vitamina C aplicados por vía oral son suficientes para tener los resultados clínicos de 25 a 50 gramos aplicados de forma intravenosa.

LOS LIPOSOMAS DE VITAMINA C.

La vitamina C es un poderoso antioxidante con un amplio espectro de beneficios a todos los niveles (interno y externos) que ayuda al sistema inmunológico y es crítica para la reparación normal de las heridas y lesiones de tejidos, incluyendo cortes, esguinces, torceduras, quemaduras y huesos rotos o fracturados. 
La vitamina C también reduce la inflamación, retarda los efectos del envejecimiento, ayuda en el tratamiento del cáncer y reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. 
Leyendo la IMPORTANCIA DEL ÁCIDO ASCÓRBICO (Vitamina C), podrás conocer más beneficios y propiedades de la vitamina C.
La vitamina C no es producida por nuestro organismo a pesar de ser de gran necesidad para mantenernos con vida, por lo que es necesario suministrarla al cuerpo ya sea en los alimentos o en forma de suplemento.
El problema está en que el organismo sólo asimila en el mejor de los casos, entre un 14% y un 18%  de la vitamina C que tomamos, ya sea a través de suplementos o a través de los alimentos. Tendríamos que optar por la vía endovenosa o por suplementarnos oralmente con grandes cantidades de la vitamina que causa molestosos malestares intestinales. 
Pero este inconveniente de la poca asimilación de la vitamina C se puede superar si suplementamos al cuerpo con la misma vitamina C pero combinada con lecitina de girasol, alcohol y agua para formar un liposoma. 
El liposoma es una pequeña burbuja con una membrana compuesta por dos capas de fosfolípidos (fósforo y grasa) que se forma cuando se mezclan los fosfolípidos  (como la lecitina) con agua.
En la digestión, nuestros cuerpos extraen nutrientes de los alimentos y los encapsulan en liposomas. Estos paquetes liposómicos de nutrición se absorben a través de la pared intestinal y entran en el torrente sanguíneo. Cuando llegan a una célula donde se necesitan, se fusionan con la membrana celular y el contenido nutricional se absorbe directamente a través de la pared celular. De la misma manera, los nutrientes en las fórmulas liposómicas se encapsulan en liposomas. Los liposomas están hechos de fosfolípidos (grasa en forma de lecitina).
Tanto por su estructuración en bicapa como por su composición básicamente fosfolipídica estas vesículas tienen una estructura análoga, por no decir idéntica, a la de la membrana celular y también a las membranas de los orgánulos celulares (como las mitocondrias). 
Los liposomas están hechos normalmente de lecitinas obtenidas del girasol, yema de huevo y tejido cerebral y se usan para transportar moléculas de drogas (en este caso vitamina C) al interior de las células. Es como si el medicamento que queremos suministrar estuviese encapsulado, no sufriendo deterioros en el tracto digestivo, por lo que llega completo a las células.
Los liposomas son biotransportadores empleados para la  liberación controlada de fármacos a los cuales les optimiza  su biocompatibilidad.
Los fosfolípidos (como la lecitina), se caracterizan principalmente por tener una parte hidrófila (afinidad con el agua) y otra lipófila (afinidad por los lípidos o grasas) y, porque al mezclarse con el agua tienden a asociarse formando bicapas.
En términos prácticos esto significa que si tenemos lecitina (fosfolípido) y la mezclamos con agua, estaremos dando orígen a un liposoma (una burbuja de doble capa).
Adicionalmente, si a esta mezla (liposoma) le agregamos vitamina C y la mezclamos, las burbujas de doble capa atraparán en su interior la vitamina formando entonces lo que se conoce como vitamina C liposomal.
Cuando se trata de vitamina C liposomal, el organismo asimila y aprovecha más del 80% de la vitamina con lo cual puede curar y prevenir muchas enfermedades, como el Sida, distintos tipos de cáncer y un largo etc. sin que se sufran malestares gastrointestinales. Fortalece el sistema inmunitario reforzando las defensas, neutraliza los radicales libres, reduce enfermedades respiratorias, fiebres, alergias; reduce y mejora enfermedades inflamatorias, evita y mejora procesos cancerígenos y contrarresta los efectos de la quimioterapia.
La vitamina C liposomal revierte el proceso oxidativo de las células y evita mutaciones celulares que dan lugar a enfermedades como el cáncer o tumores cancerosos de rápido crecimiento. Ayuda a proteger las paredes arteriales de todo el cuerpo.


MANERA DE HACER VITAMINA C LIPOSOMAL .

Después de  este largo preámbulo es bueno que entremos en materia describiendo el procedimiento para que hagamos nuestra propia vitamina C microencapsulada en nanosomas (liposomal) que es muy costosa si se compra ya hecha comercialmente. 
Si te animas a hacer tu propia vitamina C microencapsulada, no solo obtendrás innumerables beneficios a nivel de la salud, sino que reducirás significativamente el costo.
Para hacer vitamina C liposomal, se necesitan los siguientes ingredientes y herramientas:
Agua destilada
Vodka o alcohol de 40°
Vitamina C en polvo (ácido ascórbico)
Lecitina de girasol.
Una licuadora de alta potencia.
Un gran recipiente de vidrio, como una taza de medir o vaso de precipitados.
Un frasco grande de vidrio y

Un equipo de ultrasonido.

Todos los ingredientes se miden en peso. El peso total de los ingredientes es 950 gs que dan en total aproximadamente 800 ml de vitamina C liposomal después de que las burbujas se han eliminado. Lo cual quiere decir que la mezcla resultante aporta un 20% de vitamina C. Si se toman 60 ml por día, estaremos recibiendo 12 gms de vitamina C.

cantidad-ingredientes
Cantidad y porcentaje de  ingredientes para hacer vitamina C liposomal



ingredientes
Ingredientes necesarios para hacer vitamina C liposomal


PASO 1: Disolver la vitamina C en agua y alcohol.

Echar en el vaso de precipitados 254.6 gs de agua, 337.8 gs de alcohol de 40° y 160.5 gs de vitamina C (ácido ascórbico).
Mientras se agita esta mezcla poner en la estufa a un calor que no sea superior a los 50° centígrados. Asegúrate de apagar el fuego cuando la vitamina C comienza a disolverse, pero mantener la agitación hasta que la vitamina esté completamente disuelta.
Si tienes un aparato de baño ultrasónico somete el vaso de precipitado con la mezcla de agua, alcohol y vitamina C en el aparato ultrasónico durante unos 15 minutos para disolver la vitamina C con agitación intermitente.
Cuando el proceso en el aparato ultrasónico termina, la temperatura estará cerca de los 40° centígrados y el líquido será claro con un leve tinte amarillento.


Paso 2: Agregar  la lecitina y mezclar 

Añadir 197 gs de a lecitina a la mezcla de vitamina C con agua y alcohol que se encuentra en el  vaso de precipitados y luego se vierte rápidamente en la licuadora. Licuar durante unos cuatro minutos. Es importante que la mezcla esté caliente al tacto ya que esto asegura que los gránulos de lecitina se han fundido y evita cualquier posibilidad de separación. Si no has calentado los gránulos de lecitina suficiente en esta etapa, verás la separación en la mezcla después de un día o dos.
Después de esta primera licuada, coloca la licuadora en el refrigerador durante dos horas.
Repite este proceso de licuar y refrigerar cinco o seis veces para asegurarte de que los granos de licitina se han disuelto completamente en la solución de agua, alcohol y vitamina C.
Al final de este proceso ya has creado vitamina C liposomal de alta calidad.

Puedes mejorar aun más la calidad usando una máquina de ultrasonido.

Para ello colocas el vaso de precipitado en la máquina de ultrasonidos durante aproximadamente 30 minutos o hasta que las burbujas desaparezcan.
Refrigera nuevamente y luego vuelves a poner los liposomas en la máquina ultrasónica por otra media hora..
Finalmente ya todo está listo y puedes comenzar a disfrutar de los innumerables y sorprendentes beneficios de la vitamina C liposomal documentados con estudios que demuestran su gran eficacia y los resultados obtenidos en pacientes  que no respondían a ninguna medicación.
La vitamina C liposomal tiene un sabor bastante amargo. Tómala con un poco de jugo natural para que resulte más agradable.


COMO PREPARAR CON LECITINA LIQUIDA Y CON SOLO ULTRASONIDO.
  1. Poner a calentar a no más de 50° C el agua destilada mezclada con el alcohol y echarle la lecitina. 
  2. Licuar durante 1 minuto a máxima potencia. (Con estos dos pasos formamos los liposomas)
  3. Agregar a la licuadora (mezcla de lecitina, alcohol y agua) la vitamina C  y batir durante 3 minutos a potencia máxima ( van hasta aquí 4 minutos de batido).
  4. Verter la mezcla en el aparato de ultrasonido y vibrarlo durante 43 minutos. Remover hasta que se haya ido la espuma evitando golpear el fondo y laterales del aparato. (Con los 3 pasos anteriores, la vitamina C queda encapsulada en los liposomas)
  5. Pasar la mezcla a botella o frasco de cristal y guardar en la nevera.
Liposomal-qisoma
Vitamina C liposomal  "Qisoma"



Video:



IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE. 

Por: +Joaquín Teheran Lora (Jotelo)


Ten en cuenta las siguientes sugerencias y RECUERDA que, "COMPARTIR ES BUENO"



Qisoma es una página independiente y libre de costos para sus lectores. Si encuentras que nuestro esfuerzo  y la información que compartimos te ha sido útil y de ayuda, considera apoyarnos con una donación.  Mantener vigente y actualizado el blog demanda unos gastos de tiempo y sostenimiento que rebasan nuestra capacidad de cubrirlos. Contáctanos a nuestro correo qisoma@hotmail.com para darte instrucciones de cómo hacerlo.

De antemano muchas gracias.




Si después de leído, te gusta este artículo, COMPARTELO.

COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

No hay comentarios :


cerrar
suscripcion