;
27 noviembre 2015

IMPORTANCIA DEL ÁCIDO ASCÓRBICO (Vitamina C).

Por: Joaquín Teheran Lora


        Califica este artículo: 

vitamina-c


Cómo la naturaleza nos gastó una mala jugada.


El ácido ascórbico, más conocido como vitamina C, es una sustancia única, de extrema importancia y necesidad para el cuerpo del ser humano ya que con ella le hace frente a múltiples problemas biológicos que se oponen a su supervivencia.
Es tan importante para el cuerpo humano esta sustancia que sin ella, el hombre no podría vivir. Sin ácido ascórbico no puede haber vida. Es una sustancia de necesidad vital.

La Vitamina C alivia a la mayoría de las infecciones virales, controla muchos tipos de cáncer, alivia a varios tipos de depresión, decrece el dolor y modifica el curso de muchas enfermedades como la esclerosis múltiple, la esclerosis lateral amiotrófica, picadura de arañas, mordeduras de insectos y reptiles venenosos.
Por regla universal, todas las sustancias de necesidad vital para el hombre son producidas por su propio cuerpo. Y pongo tres ejemplos a continuación: la insulina, la hormona triyodotironina (T3) y la coenzima Q10, sustancias que son  necesarias y vitales para el sostenimiento de la vida en el ser humano, son producidas internamente por el propio cuerpo.
Pero, vaya sorpresa: ¡el cuerpo humano no puede producir A. Ascórbico!
Sí. Así como lo lees. No producimos ácido ascórbico a pesar de que dependemos de él para vivir.
En algún momento de la evolución, la naturaleza nos hizo una mala jugada al ocasionarnos una falla genética que impide la síntesis de A. ascórbico, por lo que tenemos que obtenerlo en los alimentos para poder sobrevivir.
En la naturaleza, somos junto con los primates, la única especie cuyo cuerpo no puede producir ácido ascórbico.
En cambio, el resto de las especies, en el transcurso de la evolución desarrollaron unas enzimas necesarias para la fabricación de ácido ascórbico.
El ácido ascórbico es un compuesto relativamente simple en comparación a otras enormes y complicadas moléculas producidas por los organismos vivos. Contiene 6 átomos de carbono, 8 de hidrógeno y 6 de oxígeno (C6H8O6), muy similar a la glucosa y estrechamente relacionado con ella.
Precisamente, es a partir de la glucosa en las plantas y los animales que se produce enzimáticamente el ácido ascórbico. Se produce en cantidades relativamente grandes tanto en las plantas más simples como en las más complejas.
Se sintetiza también en las especies animales más primitivas, así como en las más altamente organizadas.
En casi todos los mamíferos, el ácido ascórbico se fabrica en el hígado a partir de la glucosa de la sangre. La conversión de glucosa en vitamina C se hace por etapas, cada una de las cuales es controlada por una enzima diferente. Es decir, una enzima para cada etapa.
La mutación que se produjo en el mono y en el hombre destruyó la capacidad de fabricar la última enzima necesaria en la serie: la oxidasa L-gulonolactona.
En el día de hoy, millones de años más tarde, todos los descendientes del mono y del hombre, tienen las enzimas intermedias, pero carecen de la última. Es por esto que el hombre no puede “fabricar” el ácido ascórbico en su hígado. Esa fue la mala jugada que nos gastó la naturaleza.


LA FALTA DE VITAMINA C ES CAUSA DEL ESCORBUTO.

La falta de esta enzima hizo al hombre susceptible a la enfermedad mortal conocida como escorbuto.
El escorbuto es una enfermedad causada por la deficiencia, podríamos decir que por la carencia total, de la vitamina C, que se caracteriza por debilidad, anemia (empobrecimiento de la sangre), enfermedad de las encías o gingivitis, manchas y sangrado de la piel. Con escorbuto la persona muere sangrando.
Este escorbuto clínico, en la actualidad, es una enfermedad poco frecuente debido a las cantidades de ácido ascórbico que el hombre recibe en determinados productos alimenticios, que son suficientes para la prevención del escorbuto clínico franco.
Sin embargo, estas cantidades que se ingieren de ácido ascórbico con la alimentación no son suficientes para acabar con el estado de escorbuto sub clínico que estamos viviendo la mayoría de la población, cuyos síntomas generalmente se atribuyen a otras enfermedades.
Para corregir el escorbuto subclínico se necesita más ácido ascórbico del que recibimos en la dieta: se requieren otras tomas no dietéticas.
Todos conseguimos una pequeña cantidad de ácido ascórbico en nuestra comida, lo suficiente para prevenir el escorbuto agudo, pero no lo suficiente para una salud óptima.


PROBLEMAS BIOLÓGICOS QUE RESUELVE EL A. ASCORBICO.


vitamina-c
A continuación daremos una breve e incompleta síntesis de muchas de las funciones bioquímicas del ácido ascórbico y de su importancia vital para mantener el cuerpo en buen estado de funcionamiento.
De esta síntesis podemos deducir que el ácido ascórbico puede ser de mucha utilidad para el hombre más allá de una simple prevención de los síntomas del escorbuto.


- LA VITAMINA C ES NECESARIA PARA LA PRODUCCION DE COLAGENO. 

El colágeno es la más importante sustancia proteínica o estructural del cuerpo. Constituye aproximadamente el 25% a 35% del contenido de proteínas en todo el cuerpo.
Es la sustancia fundamental, o cemento que soporta y mantiene los tejidos y órganos juntos. Es la sustancia que en los huesos proporciona la tenacidad y la flexibilidad al tiempo que evita la fragilidad de los mismos. Sin ella, el cuerpo se desintegraría.
Es la sustancia que endurece los ligamentos y los huesos, es la sustancia que suministra el tejido de la cicatriz para curar heridas y mantiene los tejidos de la piel juveniles, suaves, firmes y libre de arrugas.
Pero para que el cuerpo produzca colágeno, necesita el ácido ascórbico y cuando este ácido es insuficiente se presenta perturbación en la formación del colágeno que causa los efectos terribles del escorbuto subclínico : huesos frágiles que se fracturan con el menor impacto, arterias debilitadas que se rompen, debilidad muscular incapacitante, articulaciones afectadas por los dolores al moverse, dientes que se caen, heridas y llagas que nunca sanan.
Cantidades sub óptimas de ácido ascórbico en los primeros años de vida de la persona, por su efecto de producir colágeno de mala calidad, se estima que puede ser el factor que incide para que en la vida adulta se presente alta incidencia de artritis, enfermedades de las articulaciones, rotura de caderas, enfermedades cardiovasculares y la vejez prematura. El colágeno está íntimamente conectado con todo el proceso de envejecimiento.
La gelatina utilizada en la industria alimentaria se deriva de la hidrólisis parcial del colágeno.


- LA VITAMINA C NOS LIBERA DE LOS TÓXICOS Y VENENOS.


Los efectos nocivos de muchos venenos en el cuerpo son contrarrestados y neutralizados por el ácido ascórbico.
Diversos venenos inorgánicos, como el mercurio, el arsénico, el plomo, y las malas reacciones de muchos venenos orgánicos, como fármacos y toxinas bacterianas y animales, son neutralizados por el ácido ascórbico.
El ácido ascórbico desintoxica el monóxido de carbono, dióxido de azufre y sustancias cancerígenas, por lo que es la única protección inmediata que tenemos contra los malos efectos de la contaminación del aire y el tabaquismo.
También se ha demostrado que el ácido ascórbico aumenta el efecto terapéutico de los diferentes fármacos y medicamentos, haciéndolos más eficaces.
Los diabéticos, por ejemplo, podrían reducir sus necesidades de insulina si la acompañan con ácido ascórbico .Incluso una aspirina debe ir acompañada de una dosis de ácido ascórbico para aumentar su efecto analgésico y disminuir su acción toxica en el cuerpo.

- LA VITAMINA C ES UN BUEN DIURÉTICO.


El ácido ascórbico en dosis grandes es un buen diurético no tóxico.
Un diurético es una sustancia que estimula la excreción de orina. Así, el ácido ascórbico en dosis adecuadas drenará tejidos anegados y reducirá el agua acumulada en el cuerpo en las enfermedades del corazón y de los riñones.

- LA VITAMINA C NOS LIBERA DE  BACTERIAS Y VIRUS.


Hace tiempo se sabe que el ácido ascórbico ejerce acción letal contra las bacterias ya que controla el proceso de defensa conocido como fagocitosis.
La fagocitosis es una de las defensas del cuerpo contra las infecciones bacterianas mediante la cual las células blancas de la sangre son movilizadas hacia los tejidos afectados para que devoren y digieran las bacterias invasoras.
El número de bacterias que cada glóbulo blanco digiere está directamente relacionado con el contenido de ácido ascórbico en la sangre. Por esta razón es por lo que una carencia de ácido ascórbico en el cuerpo produce poca resistencia a las enfermedades infecciosas.
También actúa como un potente viricida. Tiene el poder de inactivar y destruir a una amplia variedad de virus causantes de enfermedades como poliomielitis, herpes, fiebre aftosa y rabia. Pero esto se consigue solo a dosis relativamente altas.
La vitamina C es la munición de los glóbulos blancos, tal cual lo dijo Lojkin, (1937) : “A menos que los glóbulos blancos estén saturados con ácido ascórbico, solo son soldados sin municiones.”


- LA VITAMINA C COMBATE EL CANCER.


Muchas pruebas de laboratorios han mostrado que el ácido ascórbico es letal para ciertas células cancerosas, e inofensivo para el tejido normal. Esto ha constituido un avance irrefutable en las terapias biológicas contra el cáncer.


DOSIS.


Para la solución de los problemas biológicos reseñados anteriormente se necesitan muchas mayores cantidades de A. ascórbico que la cantidad diaria recomendada y generalmente aceptada. 
Se calcula que los seres humanos requieren entre 3 y 11 gramos de ácido ascórbico al día. Pero esta es solo una dosis de mantenimiento.
Hoy se afirma que las personas requieren dosis mayores en momentos de estrés. Las dosis terapéuticas pueden ser mucho mayores: hasta 300 gramos por día! 
Se deben consumir megadosis de vitamina C para reponer la falta de la misma, para combatir la enfermedad, contrarrestar los efectos nocivos de la contaminación y prolongar la vida sana.
tolerancia-vitamina-c
Uno de los atributos sobresalientes del ácido ascórbico es el de ser una de las sustancias menos tóxicas conocidas en la actividad fisiológica incluso cuando se administra en grandes dosis durante largos períodos de tiempo.
Se puede administrar en dosis grandes, por vía intravenosa, sin registrarse ningún efecto secundario grave.
Se pueden presentar algunos efectos secundarios como diarrea o erupciones cutáneas generalmente transitorios debido a que el organismo humano ha estado sometido a niveles bajos de esta sustancia. Estos efectos desaparecen una vez se reduzca la dosis.
Si se quieren evitar estas reacciones se comienza con una dosis mínima que gradualmente se vaya aumentando para que el cuerpo se vaya acostumbrando, hasta conseguir la dosis adecuada.
Cualquier forma de estrés bioquímico o trauma físico causará una caída en picada de los niveles de ácido ascórbico del cuerpo en general, o localmente en los órganos o tejidos afectados. En los animales bioquímicamente equipados para producir su propio ácido ascórbico, cualquier situación estresante hace que se sinteticen cada vez mayores cantidades para reemplazar las cantidades perdidas o utilizadas en la lucha contra el estrés.
Para cualquier enfermedad grave, el procedimiento más efectivo es el intravenoso, pero la vía intramuscular es satisfactoria. 

Personalmente prefiero la vía oral, pero en forma de ascorbato recomendando una dosis de 350 mg por cada kilo de peso corporal repartida en 2 o tres tomas al día.
Este ascorbato lo consigo mezclando 9 partes de ácido ascorbico con 1 parte de sal marina.
Una persona de 70 kilos de peso usaría una dosis de 25 gramos (70 x 0.350 = 24.5).

En los seres humanos se absorbe en el intestino a través de los mismos receptores de la glucosa para entrar a la célula. Por eso el consumo de dulces o carbohidratos simples disminuye la absorción de vitamina C al competir por estos receptores.
Al ser tan similar a la glucosa y usar sus mismas vías bioquímicas se produce un fenómeno importante. Cuando necesitamos vitamina C, deseamos comidas dulces por su similaridad estructural. Además porque al comerlos como la naturaleza lo planeó, los únicos dulces serían las frutas las cuales aportan esta vitamina.


"En caso de duda, receta la Vitamina C..."


IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE. 

Por: +Joaquín Teheran Lora (Jotelo)


Ten en cuenta las siguientes sugerencias y RECUERDA que, "COMPARTIR ES BUENO"



Qisoma es una página independiente y libre de costos para sus lectores. Si encuentras que nuestro esfuerzo  y la información que compartimos te ha sido útil y de ayuda, considera apoyarnos con una donación.  Mantener vigente y actualizado el blog demanda unos gastos de tiempo y sostenimiento que rebasan nuestra capacidad de cubrirlos. Contáctanos a nuestro correo qisoma@hotmail.com para darte instrucciones de cómo hacerlo.

De antemano muchas gracias.


Por: Joaquín Teherán Lora
photo of
Qisoma
Tel (57) 6615716
Cel. y Whatsapp: (+57) 301 6251537
Cartagena-Colombia





COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Además de comentar también puedes compartir o recomendar este artículo.
Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

8 comentarios :

  1. Hola Joaquín:
    Tengo que felicitarte por este estupendo trabajo y darte las gracias por los conocimientos que nos aportas. Este es un tema que desde mi situación de neófito en este género, hace tiempo que me vengo interesando porque creo que es necesario conocerlo y ponerlo en práctica. Al leerlo me recuerda al controvertido Linus Pauling, precisamente por su aportación y descubrimientos sobre este tema y que tantos detractores, injustamente, tuvo y tiene.
    Me gustaría hacerte una pregunta y es que si la dosis mínima utilizada como mantenimiento, ¿es la misma que recomiendas, es decir los tres gramos diarios?
    Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Miguel por comentar.
      Los 3-11 gramos diarios es una dosis de mantenimiento. Cuando hay una enfermedad grave que tratar, lo recomendable es la megadosis. Ya lo dije : 25 gramos diarios repartido en 2 o tres veces por día, en forma oral. Para la forma oral es recomendable tamponizar (alcalinizar) el ácido ascorbico usando como alcalinizante la sal de mar.
      Yo, por ejemplo, peso 400 gs de este ascorbato y le echo agua destilada hasta completar 1 litro. Con ello tengo una solución del 40%. Así que la persona que tiene necesidad de 25 gs al día , debe tomar 63 ml de esta solucion (El 40% de 63 ml = 25 ).
      Espero que te haya quedado claro.

      Eliminar
    2. Gracias Joaquín por tu información que por supuesto que me ha quedado muy claro, pero ahora, al decirme que tengo que alcalinizar el producto con sal marina me surge otra pregunta: Nosotros en mi familia somos consumidores de agua de mar desde hace varios años, la tomamos en una proporción de 50+50, ¿podría hacer esta mezcla con esta agua de mar con lo que serviría como alcalinizante al mismo tiempo?
      Muchas gracias.

      Eliminar
    3. Miguel:
      En un litro de agua de mar hay 33 gms de sal. Si haces una mezcla, como tu dices, del 50-50 en un litro de ella tendrás apenas 16.5 gs de sal. No es suficiente para preparar el ascorbato. Te recomiendo que hagas como explico. Usa directamente la sal (40 gs) para 360 de a. ascorbico y completas con agua hasta 1 litro.

      Eliminar
  2. Cuando tenía entre 26 y 30 años, consumi vitamina c de dos gramos efervescente, me lo recetó el dermatólogo porque tenía muchas manchas en la piel y además una crema con hidroquinona al 3% y funcionaba muy bien, porque la vitamina c da luminosidad a la piel. Después lo dejé porque era muy caro, de hecho lo es. Hoy sufro de morfea, artrosis y síndrome vertiginoso. El omega 3 me ayuda bastante y tiene un precio accesible.
    Estimado Joaquín, me aconsejas que lo cambie por v.C. que me ayudaría mejor en mis achaques? Tengo 64 años. Gracias porque todo lo que públicas es muy interesante y nos enseña mucho. Espero tu respuesta. Hasta luego.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Salomón:
      No veo porqué tengas que dejar de tomar el omega 3, al tiempo que te trates con el A. ascórbico. A menos que sea por lo que comentas de lo caro que te salen las pastillas efervescentes.
      Naturalmente, que si vas a consumir el A. ascorbico en pastillas te costarán un dineral. Compra el ácido en polvo en tiendas naturistas y verás la diferencia en costos.
      Ahora, para hacer megadosis de 25 gs mínimo al día, tendrás que tomarte 12 pastillas de 2 gs en ese lapso. Eso es demasiado heroico.

      Eliminar
  3. Buenos dias,

    Por favor en terminos basicos, para un litro de agua cuantos gtamos de acido ascorvbico necesito u cuanta sal?. y comi debo consumirlo? por vasos, cucharadas? esa mezcla la.puedo guardar y consumir diariamente hastavque se acabe?

    gravias por la informacion. Es de gran ayuda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimada Marlene:
      A un litro de agua le puedes echar 4 cucharadas de A. Estas 4 cucharadas equivalen a 28 gs, teniendo en cuenta que cada cucharada pesa 7 gs de ascórbico. La idea es que en el día consumas unos 21 gs de acido ascorbico. Para eso tienes que tomar 3 vasos al día de esta solucion.

      Eliminar


cerrar
suscripcion