Buscar en este Blog
15 de julio de 2015

DIABETES TIPO 2


TODO SOBRE LA RESISTENCIA A LA INSULINA.


La insulina es una hormona producida por el páncreas, que es un órgano localizado debajo de la parte inferior del estómago.
Insulina-glucosa
La función de la insulina es la de transportar a través del torrente sanguíneo la glucosa hacia cada una de las células del cuerpo para que allí sea tranformada en energía o calorías. 
La cantidad de insulina que produce el páncreas está ajustada a la cantidad de alimentos que comemos.
La insulina actúa, ni más ni menos, como un hombre encargado de llevar sobre sus hombros bultos de azúcar para entregar de casa en casa, en cada una de las cuales debe haber alguien que le abra las puertas de entrada para que la entrega sea exitosa (ver imágen).
Así de sencillo es el asunto : La insulina llega a la puerta de la célula (membrana) con su carga de combustible al hombro (glucosa) y si el
organismo está funcionando bien, la célula abre la "puerta" ante la presencia de la insulina y entonces la glucosa entra a la célula en donde será transformada en energía.

RECEPTORES DE INSULINA COMO "PORTEROS".

Esas "puertas" que se abren para permitir la entrada de la insulina con su carga de combustible energético (glucosa) son accionadas en verdad por unos "porteros" o glucoproteínas (enzima) que, por su sensibilidad a la presencia de insulina, se conocen con el nombre de "receptores de insulina". Esos receptores, cuando le abren las "puertas" a la
insulina, esteblecen un fuerte y estrecho abrazo con ella,  y juntos entran a la célula. Es entonces cuando la célula puede tomar la glucosa y usarla para producir energía en la mitocondria.
metabolismo-glucosa-imsulina
Después de esto, el receptor puede desintegrarse o regresar a la superficie celular.
Cada vez que tomamos un alimento, sobre todo carbohidratos , el hipotálamo imparte la órden al páncreas para que produzca la cantidad necesaria de insulina para transportar la glucosa que ese alimento aporte al organismo. Es sabido que la insulina lleva a las células la glucosa que estas necesitan. La glucosa que no necesitan las células, porque ya tienen suficiente, es procesada por la misma insulina y convertida en grasa  que formará todo el tejido adiposo del cuerpo.

RESISTENCIA A LA INSULINA : DIABETES 2

La persona que se alimenta en exceso de carbohidratos, dan lugar a que los receptores de insulina de las células sean continuamente bombardeados o "fastidiados" con altas dosis de insulina. Ante el continuo asedio o bombardeo de insulina, los receptores, terminan haciendo lo que hacemos nosotros cuando somos frecuentemente molestados por los vendedores "puerta a puerta": los rechazamos.
De esta manera es cómo la persona termina padeciendo lo que se conoce como "rechazo a la insulina".
Cuando se llega a este estado de "rechazo a la insulina", las células no responden a esta hormona -ellas se resisten a abrir sus puertas a  la insulina- y esta última no puede hacer su trabajo : entregar la glucosa.
Al no poder entregar la glucosa, ésta se acumula en la sangre, aumentando su nivel en el torrente sanguíneo: estamos, entonces,  ante una diabetes conocida como de Tipo 2.
La resistencia a la insulina es un factor de riesgo para el desarrollo de diabetes y enfermedades del corazón. 
El páncreas trata de normalizar la situación mediante la producción de más insulina, tratando de superar la resistencia insulínica de las células. Al pricipio, la insulina extra ayuda.
Pero después de un tiempo, la insulina extra no abre las puertas de las células, sin embargo, el páncreas sigue produciendo la hormona, que termina en exceso siendo otro problema adicional. El exceso de insulina está comprometido en la inflamación generalizada.
La glucemia alta (como sucede poco después de una comida) estimula la liberación de insulina, mientras que la glucemia baja inhibe su liberación.

 Por: +Joaquín Teheran Lora 

TE RECOMIENDO QUE LEAS LOS SIGUIENTES ARTICULOS EN ESTE BLOG:
LA DIETA CETOGÉNICA.
imprimir IMPRIME este artículo, descárgalo en PDF o envíalo por CORREO

IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE


COMPARTIR ESTE ARTÍCULO ES UNA FORMA DE AGRADECERME :




Si después de leído, te gusta este artículo, COMPARTELO.
COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

No hay comentarios :


cerrar
suscripcion