17 de enero de 2015

EL YIN y EL YANG EN LOS CANNABINOIDES DE LA MARIHUANA

El objetivo que perseguimos con esta serie de escritos dedicados a los poderes curativos de la marihuana es el de que tengamos la suficiente ilustración teórica, que partiendo de la comprensión de la naturaleza bioquímica de los cannabinoides, nos capacite suficiente para preparar el extracto o el aceite de la planta, que es lo que al final nos interesa para efectos de la práctica terapéutica con la cannabis. 

Con estos conocimientos teóricos comprenderemos y entenderemos el porqué de cada paso que se dé en el proceso de la extracción de los aceites, por ejemplo.
http://qisomamedicina.blogspot.com/2015/01/como-extraer-el-aceite-de-marihuana.html
Ese será nuestro último escrito con relación a este tema: “Cómo preparar el aceite de marihuana".
Reiteramos que por el hecho de que nuestros cuerpos producen su propia forma de TCH (Tetrahidrocannabinol) natural o Anandamida, de la que ya hemos hablado, podemos explicarnos porqué los humanos nos sentimos tan atraídos por esta planta. Por ello, decíamos en nuestro escrito anterior, que no hay nada antinatural en el proceso que nuestros cuerpos emplean para utilizar los cannabinoides. La marihuana está demostrando ser una medicina natural tan efectiva que debería estar disponible para que la empleen los pacientes que la necesiten.
Recordemos que los cannabinoides presentes en la planta de marihuana no están en su forma activa. Que es necesaria una forma de descarboxilación para transformar las formas acidas inactivas de los cannabinoides en su forma neutra activa. Que esta descarboxilación se hace bajo la acción del calor durante el proceso de la extracción. 
http://qisomamedicina.blogspot.com/2011/01/la-zeolita-suplemento-para-la_2.html Si se realiza una extracción de cannabinoides sin hacer descarboxilación, esta extracción será de potencia terapéutica nula.
Para efectos de comprender el presente artículo también es conveniente recordar que esta planta contiene muchos cannabinoides, siendo el cannabinoide delta 9-tetrahidrocannabinol (THC) y el cannabinol (CBD) los más abundantes: el TCH es alrededor del 12-25% y el CBD es del 1-4% en promedio.
El THC es un compuesto psicoactivo (lo que significa que influye en la función cerebral) que actúa sobre el sistema nervioso central, lo que puede resultar en una alteración del  estado de ánimo, el comportamiento, la percepción o la cognición y sus efectos son los que los consumidores sienten más cuando la fuman, llegando a un estado conocido como colocón: sensaciones de relajación, agudizamiento de los sentidos. También tiene usos medicinales para una multitud de síntomas que incluyen dolor suave a moderado, insomnio, depresión, náuseas o pérdida de apetito, por nombrar solo unos pocos. Es un compuesto de naturaleza yang.  
El CBD no influye sobre la función cerebral por lo que se considera un cannabinoide no psicoactivo, aunque parezca que sí lo es, ya que tiene una acción SEDANTE que es la responsable del alivio que muchas personas buscan en el uso medicinal. Es de naturaleza yin.
Sus aplicaciones medicinales superan las de cualquier otro cannabinoide conocido, incluso al TCH: reduce y previene la inflamación y las náuseas, la diabetes, el estrés postraumático, la esquizofrenia, artritis reumatoide, epilepsia, enfermedades cardiovasculares, es antipsicótico, ansiolítico , analgésico contra los dolores neuropáticos, los de cáncer y los de espasmos musculares, que tradicionalmente resultan más difíciles de tratar con otras medicinas.
cannabinoides
Aunque ambos cannabinoides, THC y CBD, tienen muchas propiedades beneficiosas, los cannabinoides sintéticos han mostrado efectos secundarios desagradables ya que son administrados separados de su correspondiente antagonista. Es el caso del Marinol que siendo solamente TCH sintético, provoca mucha ansiedad y hasta pánico en las personas por la sencilla y elemental razón de estar aislado de su antagonista CBD que contrarreste parte de la ansiedad que causa el TCH.
Pero si se usan en combinación, tal y como vienen en la planta, sus efectos son mucho más impresionantes.
La naturaleza resulta ser sabia al combinar ambos cannabinoides en la misma planta, ya que son mucho más efectivos cuando se administran juntos, especialmente para las personas con múltiples síntomas. El CBD antagoniza los efectos excitantes del THC, retrasando la aparición del efecto, pero al mismo tiempo haciendo que se alargue incluso al doble de tiempo.
El CBD o cannabidiol, sin embargo, no tiene demasiada afinidad con ninguno de los dos receptores cannabinoides conocidos (CB1 y CB2), pero interactúa con otros receptores que son los que canalizan sus efectos medicinales
Uno de esos receptores con los que interactúa el CBD es el TRPV1, de gran importancia para la fisiología sensorial y del dolor ya que es el encargado de la detección de los estímulos mecánicos, químicos y térmicos ante los cuales la respuesta es el dolor.
Cuando se activa el receptor TRPV1 en neuronas sensitivas generan señales que llegan al sistema nervioso central, donde se interpretan como dolor, además de provocar la liberación periférica de sustancias pro inflamatorias que sensibilizan a otras neuronas a estímulos subsecuentes. El TRPV1 es un receptor, con la capacidad de detectar e integrar diversos estímulos del medio ambiente, como temperaturas elevadas nocivas o agentes irritantes. Además, la actividad de este canal se acopla a diversas cadenas de señalización relacionadas con procesos de inflamación. La capsaicina, componente activo del ají picante (pimienta de cayena), también intermedia en la percepción del dolor, la inflamación y la temperatura corporal ya que es agonista del receptor TRPV1.
Otros receptores activados por el CBD de la marihuana son los de la familia 5-HT (receptores de serotonina) que juegan un papel importante en la ansiedad. Cuando el CBD activa los receptores 5-HT ejerce un potente efecto antidepresivo que desemboca en otras de las propiedades medicinales del CBD, ya que este receptor también está implicado en una amplia gama de procesos como la ansiedad, la adicción, el apetito, el sueño, la percepción del dolor, la náusea o el vómito. 
En fin, hay que concluir aceptando que aún hay mucho más por descubrir sobre el contenido de esta mágica planta, después de saber que uno de los mayores descubrimientos realizados por la investigación moderna tiene que ver con el cannabidiol (CBD). Este descubrimiento tendrá un impacto tan grande en la medicina natural moderna como el descubrimiento de los antibioticos.
 
Por Joaquín Teherán Lora

ARTICULOS MAS RECIENTES:

IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE
Recuerda  SUSCRIBIRTE A QISOMA para que recibas nuestras actualizaciones por correo .  

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO ES UNA FORMA DE AGRADECERME :




Si después de leído, te gusta este artículo, COMPARTELO.
COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

No hay comentarios :


Atención:
COMPARTIR
StatCounter
cerrar
suscripcion