f LA SALUBRIDAD O LA TOXICIDAD DE LA MÚSICA.. | Qisoma
2 de octubre de 2015

LA SALUBRIDAD O LA TOXICIDAD DE LA MÚSICA..

Buscar en este Blog
Lo mejor que se puede COMPARTIR
es el conocimiento.
Si te gusta este artículo, COMPARTELO.

La música expande  los talentos naturales ocultos en cada uno de nosotros.

La música entraña un enigma que poco apreciamos en  su dimensión porque lo impide el cuadro de emociones que nos suscita: despierta oleadas de placer abstracto que nos pone la piel de gallina sin saber por qué, nos produce muchas veces nostalgias del recuerdo que nos evoca.

La capacidad de  de disfrutar la música es una de las facultades más misteriosas de que está dotado el ser humano. Nacemos dotados para apreciarla sin que nadie nos enseñe.
La música estimula artificialmente los circuitos cerebrales del placer con lo cual le hace creer al cerebro que hemos hecho algo que promueve la felicidad y la supervivencia, que hemos encontrado un ambiente ordenado y seguro.

LA NEUROFISIOLOGÍA DE LA MÚSICA.

El Tímpano, cóclea, nervio auditivo, tálamo, corteza auditiva y centros cerebrales.

La música es percibida por nuestro organismo al igual que los sonidos. Se percibe por el oído que es un analizador de ondas sonoras.


Cuando se produce un sonido, se producen vibraciones en el tímpano del oído que se transmiten a la cóclea, que en la práctica equivale a un analizador de frecuencias. En la cóclea, que es un órgano en forma de tubo enrollado, se alojan muchas células con forma de varillas muy delgadas de distintos tamaños (células ciliares).

De estas células ciliares, las más cortas resuenan con los componentes agudas del sonido (frecuencias altas), las más largas responden a las notas graves, de frecuencias más bajas. En otras palabras, la cóclea, separa los sonidos de acuerdo a la frecuencias.

Estas señales pasan de la cóclea, al nervio auditivo que las lleva al tálamo cerebral como si viajaran por cables separados. El tálamo retransmite la señal a la corteza auditiva que consta de corteza auditiva primaria, secundaria y terciaria, todas ubicadas en el lóbulo temporal del cerebro.
La corteza auditiva primaria se encarga de identificar la frecuencia y la intensidad o volumen del sonido.
La corteza auditiva secundaria es la encargada de reconocer al sonido como música, de analizar la información acerca de la armonía, la melodía y el ritmo.
Por último,la corteza auditiva  terciaria integra toda esta información para pasarla a otros departamentos cerebrales.
Muchos estudios adelantados por los investigadores de la neurofisiología de la música, han llegado a la conclusión de que la música no solo activa la corteza auditiva, sino que también estimula otras regiones del cerebro : la región que controla los músculos, los centros de placer (que se activan también durante la alimentación y el sexo), el centro asociado con las emociones y las áreas encargadas del lenguaje.
La música tiene el  poder oculto de influir en nuestras mentes, nuestros cuerpos y  nuestros pensamientos, de mover en nosotros grandes cantidades de energía,
de expandir el potencial de desarrollo y los talentos naturales ocultos en cada uno de nosotros.
Pero estos efectos benéficos de la música sólo se producen si ésta tiene la misma frecuencia a la que vibra el universo, porque así sintonizamos la conciencia con la energía universal y potenciamos nuestro Ser.  
El universo tiene una vibración natural a 432 Hz (ciclos por segundo), punto de balance sónico de la naturaleza.
Pero si la música que escuchamos vibra a una frecuencia diferente, el resultado final para nosotros y la humanidad puede ser la intoxicación psíquica de la mente que nos mantiene sumidos en un desorden interno.
Antes del año 1955 la mayoría de los instrumentos musicales estaban afinados a la frecuencia de 432 Hz. De hecho, las obras clásicas antiguas fueron compuestas para una afinación de La en 432 Hz.
De las 7 notas musicales, la nota La, denominada a menudo "nota de afinar" sirve de referencia para todas las demás.
La música de Mozart, por ejemplo, compuesta con afinación de 432 Hz, contribuye al desarrollo de la inteligencia, de la armonía interna de la persona y del aumento de la percepción extrasensorial.
Pero en 1955, la Organización Internacional de Normalización (ISO), haciendo eco de las nefastas recomendaciones que en 1939 hiciera Joseph Goebbels, ministro de propaganda del partido nazi, aprobó y adoptó para todo el mundo la música afinada a un La =440 Hz.
Más de 20.000 músicos de Francia firmaron petición a favor de que se preservara la afinación a 432 Hz para conservar la armonía musical con la vibración del universo.
Pero el cambio de frecuencia a 440 en definitiva fue adoptado por ISO el 3 de octubre de 1955 (hoy hace exactamente 60 años), con lo cual nos atrevemos a afirmar que intencionalmente se pretendía generar un efecto insalubre en los seres humanos, al mejor estilo del jefe de propaganda del partido nazi.
Esa es la música que actualmente escucha la humanidad y es lo que tal vez explique la ola de neurosis que nos afecta a todos los niveles.
Afortunadamente, con la aparición de la informática y del internet se han develado estos secretos con los que se manipula al ser humano y están apareciendo herramientas que nos dan la oportunidad de negarnos a seguir escuchando esta música dañina, convirtiéndola a 432 Hz.
Audacity es un software gratuito con el cual podrás convertir toda la música que desees a una frecuencia de 432 Hz. 
Otro software que es mi preferido es  el Goldwave (no es gratis).
Con alguna de estas herramientas podrás comenzar a disfrutar de una música más "biológica" a 432 Hz.
La diferencia de esta música con la de 440 la notarás en el instante en que comienzas a sentir calma y tu cuerpo se relaje o se active según la necesidad, pero siempre en control y armonía.
La música a esta frecuencia de 432 Hz regula nuestra salud y produce en la persona los siguientes beneficios:
- Sana el cuerpo, liberando el Alma, el Espíritu y la Mente.
- Beneficia al ritmo cardíaco.
- Equilibra las funciones cerebrales y sincroniza los dos hemisferios del cerebro.


 Por: +Joaquín Teheran Lora 

TE RECOMIENDO QUE LEAS LOS SIGUIENTES ARTICULOS EN ESTE BLOG:

imprimir IMPRIME este artículo, descárgalo en PDF o envíalo por CORREO

IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO ES UNA FORMA DE AGRADECERME :




COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

No hay comentarios :


Atención:
COMPARTIR
StatCounter
cerrar
suscripcion