f LOS PROCESOS BIOQUIMICOS EN LAS ENFERMEDADES CRONICAS (Cáncer) : I I) LA GLUCOLISIS | Qisoma
El médico del futuro no tratará el cuerpo humano con drogas, sino que prevendrá las enfermedades con la nutrición.
27 de septiembre de 2013

LOS PROCESOS BIOQUIMICOS EN LAS ENFERMEDADES CRONICAS (Cáncer) : I I) LA GLUCOLISIS

Buscar en este Blog
Lo mejor que se puede COMPARTIR
es el conocimiento.
Si te gusta este artículo, COMPARTELO.

DOS CONCEPCIONES SOBRE EL CÁNCER.

El cáncer es hoy la enfermedad más temida y la que más fallecimientos causa diariamente  en el mundo.
En la actualidad no hay una sola persona en el mundo que no tenga o haya tenido alguna relación directa o indirecta con este flagelo que azota a la humanidad. El que no lo padece, tiene algún familiar o pariente cercano aquejado por el mal. O al menos algún entrañable amigo con cáncer.

Sobre el cáncer se han hecho muchos estudios y muchas investigaciones. Creemos no estar equivocados al afirmar que esta es la enfermedad más estudiada en los últimos tiempos. Y sin embargo, es la que menos oportunidades de curación brinda.
La medicina ortodoxa trata de superar el cáncer ya sea abriendo al organismo para extirpar tumores, o quemando esos tumores por medio de la radioterapia o tratando de matar las células cancerosas con químicos venenosos (quimioterapia). Pero es evidente que esta estrategia ha fracasado ostensiblemente.

Somos de la opinión de que este fracaso es debido a que se obedece a una concepción equivocada de lo qué es el cáncer.
Hablar de la concepción de lo qué es el cáncer nos obliga a reducirlo a dos categorías, dos teorías o dos concepciones: la concepción genética y la concepción metabólica.


1- LA CONCEPCIÓN GENÉTICA DEL CÁNCER

La medicina convencional u ortodoxa conceptúa que el cáncer es producto o consecuencia de las mutaciones en los genes. Según esta concepción cada persona muta un número determinado de genes que desemboca en un cáncer. Considera a cada cáncer o cada sub tipo de cáncer como una enfermedad diferente.
Para esta posición, no importa que las manifestaciones de todos los cánceres sean similares para sostener que son enfermedades diferentes y que como tales deben tratarse con fármacos cada uno de los cuales (los fármacos) ataca un grupo o combinación de genes. 


2- LA CONCEPCIÓN  METABÓLICA o TEORÍA UNIFICADA DEL CÁNCER.

La teoría unificada del cáncer, la cual compartimos, considera al cáncer como una enfermedad producida por desarreglos metabólicos , señalando a los desequilibrios bioquímicos o metabólicos  como la causa de todas las formas de cáncer.
Según este enfoque, si se producen cambios genéticos estos se expresan después de que se produzcan los cambios metabólicos.
Para esta escuela, el cáncer es una sola y única enfermedad. No importa en qué órgano aparezca.
Todos los tipos de cáncer comparten características comunes en todos los pacientes.
En todos los cánceres se presentan las siguientes características:

Problemas mitocondriales.
Glucolisis como forma de obtener la energía.
Hipoxia (privación de oxigeno).
Consumo exagerado de glucosa.
Sistema inmune deprimido.
Incremento de producción de ácido láctico.
Sobreexpresión de la enzima lactato deshidrogenasa.
Incremento de receptores de insulina.
Factores inflamatorios.
Sobreexpresión de la proteína HIF-1alfa.
Inversión del gradiente del pH intra-extracelular

Según esta teoría, varios agentes cancerígenos, oncogenes, etc, activan los  desequilibrios bioquímicos que dan origen al cáncer y a su vez explica cómo diferentes dietas, suplementos nutricionales pueden prevenir el cáncer o incluso hacer que las células cancerosas  existentes, vuelvan a ser células normales.
Fue Otto Warburg quien descubrió que el metabolismo de las células cancerosas es anaeróbico. Recibió el Premio Nobel por su trabajo.
Para obtener la energía y mantener la vida , las células normales realizan un conjunto de procesos y transformaciones químicas semejando un sofisticado y moderno  laboratorio de química. Para desarrollar estos procesos, es indispensable la presencia de suficiente oxigeno, el cual, como sabemos, es transportado por la sangre a través de la hemoglobina.
De manera totalmente contraria, las células cancerosas, para mantenerse con vida adelantan un proceso en el cual no necesitan oxígeno. Este fue precisamente el aporte que hizo Otto Warburg al estudio de la fisiología de los tumores o del cáncer y que permite concluir categóricamente que el cáncer es el resultado de un desequilibrio metabólico. Es decir, es una enfermedad metabólica.
Warburg, puso células humanas en una placa de Petri y las privó de oxigeno. Las células sobrevivieron pero se volvieron cancerosas.
Según este científico, el cáncer es la consecuencia de una alimentación anti fisiológica y un estilo de vida anti fisiológico...


PORQUÉ LAS CELULAS NORMALES SE VUELVEN CANCEROSAS.

Todos los seres vivos que hoy nos resultan muy familiares son pluricelulares, es decir,  están constituidos por un conjunto de células que poseen funciones diferentes.
Todos estos organismos, sin embargo, proceden de organismos unicelulares (de una sola célula)  que vivían en la tierra cuando esta no tenía oxigeno en su atmósfera, por lo que solo  tenían una función: la de dividirse sin límites. No tenían la propiedad de «diferenciarse» en células especializadas; propiedad que es necesaria para la participación de forma coordinada con otras células en la conformación de organismos complejos.
Esa forma de vivir en un ambiente privado de oxigeno quedó grabada en la «memoria» de la célula primitiva y sigue guardada aun cuando ya esa célula haga parte de un organismo pluricelular y se haya especializado en el cumplimiento de alguna función especial. La célula, no olvida nunca que en algún momento fue una  bacteria.
Cuando a nuestras células les falta el oxígeno, activan esa memoria y "recuerda" cómo debe hacer para vivir en un ambiente anaeróbico (sin oxígeno).
Fue por ello que Warburg consideró que la privación de oxigeno es la causa principal del cáncer ya que esta circunstancia estimula el  desequilibrio del metabolismo celular, especialmente el que se lleva a cabo en las mitocondrias, que son las «centrales  de energía» de las células y por ende del organismo.
La mitocondria es la «central de energía» de la célula porque es aquí donde se produce la energía que toda célula normal necesita para el cumplimiento de sus funciones, lo cual no se puede llevar a cabo sin la presencia del oxígeno.
Según Warburg, si privamos a una célula del 35% de su oxigeno durante 48 horas, puede convertirla en  tumoral o cancerosa.
El demostró que las células tumorales basan su metabolismo en la glucolisis (o fermentación anaeróbica) y que las células normales podían volverse cancerosas cuando se sometían a un estado de hipoxia (insuficiencia de oxigeno).


CÓMO SE GENERA LA HIPOXIA CELULAR.

Para Warburg, la insuficiencia de oxigeno en las células (hipoxia) comienza cuando el entorno de ella se vuelve ácido a consecuencia de una alimentación o hábitos de conducta anti fisiológicos (que generan acidez), porque la acidez “expulsa” el oxigeno de las células.
El afirmó que «la falta de oxigeno y la acidosis son las dos caras de una misma moneda: cuando usted tiene uno, usted tiene el otro….Las sustancias ácidas rechazan el oxígeno; en cambio las sustancias alcalinas atraen el oxigeno.» 
La acidez reduce el oxigeno haciendo que el entorno sea hostil para las células, las cuales para sobrevivir traen a su memoria los recuerdos de cuando vivieron en una atmósfera terrena carente de oxigeno. Se vuelven inmortales, con la ayuda de la telomerasa, que es una enzima que alarga los telómeros para la prolongación de la vida. La célula «entiende» que no le queda más opción que cambiar para adaptarse el medio hostil o morir. Se vuelve anaeróbica ya que de manera desesperada abre la vía alternativa para elaborar energía sin necesidad de oxígeno, lo cual provoca toda una cascada de sucesos, compatibles con el fenómeno neoplásico. 


ENTENDIENDO EL METABOLISMO CELULAR.

El metabolismo para la producción de energía tiene tres etapas: a) la Glucolisis, b) el ciclo de Krebs y c) la cadena para transporte de electrones.
El proceso metabólico celular comienza cuando la glucosa que es transportada por la insulina atraviesa la membrana de la célula y es descompuesta en dos moléculas de ATP (adenosín  trifosfato o moneda energética del organismo) y en 2 moléculas de piruvato en una  primera etapa conocida como Glucolisis. 
Esta primera etapa, como se ilustra en la imagen anterior se lleva a cabo en el citoplasma de la célula (citosol); todavía no interviene la mitocondria.
Las otras dos etapas se realizarán después de ésta en las mitocondrias, que como dijimos, es una verdadera central productora de energía.
Si observamos el gráfico mencionado, notaremos que el piruvato se dirigirá al interior de las mitocondrias o se quedará en el citosol.
Todo depende del grado de oxigenación que tenga el medio en el que se encuentra.
En presencia de oxigeno, el piruvato se dirigirá o entrará en la mitocondria en donde tendrá una oxidación escalonada dando lugar a la respiración celular a través del ciclo de Krebs y el transporte de electrones. Esta oxidación originará agua (H2O) y sobre todo dióxido de carbono (CO2), el cual es necesario para tomar el oxigeno que llega con la hemoglobina (esto es importante tenerlo en cuenta, pues si no hay CO2 no habrá oxigenación.). Además se producen 36 moléculas de ATP.
Pero cuando el oxigeno es insuficiente, el piruvato no pasa a las mitocondrias y se queda en el citoplasma celular (más exactamente en el citosol) donde se fermenta dando lugar a la producción de solo 2 moléculas de ATP por cada molécula de glucosa. Esta vía, como se puede deducir, es poco eficiente comparada con la fase aeróbica de las mitocondrias
Es fácil deducir que el metabolismo anaeróbico (glucolisis) da lugar a poca energía disponible  para las células, lo cual despierta un apetito voraz por la glucosa que al final solo proporciona una pequeña cantidad de energía para la célula y la somete a un estado de metabolismo reducido.
El funcionamiento de la célula se estabiliza en forma anaeróbica que es la causa única que convierte las células normales que dependen del metabolismo aeróbico en células cancerosas.
Como alternativa a los protocolos que recomiendan la eliminación de las células cancerosas, consideramos necesario reiniciar o «resetear» el metabolismo aeróbico, que permita que las células vuelvan de nuevo a ser células cuasi normales.
Para esta propuesta, la tarea es identificar los nutrientes que estimulen y  que ayuden, y combinarlos todos en un protocolo ya sea en la dieta o mediante un tratamiento.










COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

1 comentario :


Atención:
COMPARTIR
StatCounter
cerrar
suscripcion