29 de diciembre de 2015

AMINOACIDO ISOLEUCINA MEJORA LA HEMOGLOBINA.


isoleucina

El aminoácido leucina trabaja en conjunto con la hormona del crecimiento (GH).

Es otro de los aminoácidos clasificado como esencial teniendo en cuenta que el organismo no lo puede fabricar por sí mismo por lo cual la alimentación o la suplementación es la única que puede aportar isoleucina a nuestro organismo.

La isoleucina ejerce sus funciones siempre en conjunto con la hormona del crecimiento (GH) producida por la hipófisis para estimular el crecimiento, la reproducción celular y la regeneración de los tejidos.
Este aminoácido contribuye a que haya una correcta producción de hemoglobina y a que ésta funcione de igual manera en nuestro organismo.
sangre
En razón de esta funcionalidad es por lo que su deficiencia da lugar a problemas en la coagulación de la sangre y a un suministro pobre de oxígeno a los tejidos que ocasiona dolores de cabeza, debilidad muscular y fragilidad ósea.
Ayuda con la regulación de los niveles de azúcar en la sangre, y los niveles de energía, por lo que su uso resulta adecuado en las personas con diabetes ya que tiene que ver con la metabolización de glucosa en nuestro organismo.
Se aconseja consumir un mínimo de 600 o 700 mg diarios de isoleucina, lo que normalmente se consigue a través de la alimentación. Se deben ingerir cada día entre 10 y 12 mg de isoleucina por kilo de peso. Las personas que practican deporte pueden ver mejorado su rendimiento si aumentan estas cantidades.

En 100 gs de suero de leche o lacto suero se encuentran  5.40 gs de isoleucina. Saca tus cuentas.

A manera de conclusión: 
Forma parte del código genético.
Forma parte esencial de nuestro tejido muscular.
Necesaria para la formación de hemoglobina.
Ayuda a la curación y reparación del tejido muscular, los huesos y la piel.
Ayuda a regular el azúcar en sangre.
Su CARENCIA, puede provocar:
Peor cicatrización de heridas y traumatismos.
Alteraciones de la conducta.
Alteraciones de la glucosa.
Alteraciones en la masa muscular.
Dolor de cabeza.
Fatiga.
Depresión.
Irritabilidad.
Mareos.
Si tu cuerpo se ve privado de isoleucina, puede que empieces a notar mareos, depresión, fatiga muscular y una mayor tendencia a irritarte. La deficiencia de isoleucina es más común en las personas que ingieren poca proteína, como los vegetarianos. Los atletas que entrenan en altitudes elevadas pueden necesitar una mayor cantidad de isoleucina, ya que agotarán sus reservas más rápidamente.




IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE
Recuerda  SUSCRIBIRTE A QISOMA para que recibas nuestras actualizaciones por correo .  




Puedes compartir este artículo por Facebook, Twitter, G+ y por Correo

cerrar
suscripcion