22 de junio de 2015

CÓMO EL HIPOTALAMO CONTROLA y MANTIENE EL PESO IDEAL DEL CUERPO


LA REGULACIÓN DEL PESO IDEAL ES UN PROCESO COMPLEJO.



La imagen adjunta representa un circuito cuyo eje principal - como podemos observar- son dos órganos : el hipotálamo y las reservas de energía del cuerpo (o grasas).
Del hipotálamo, hablamos en su momento, cuando dijimos que éste equivale a una tercera fuerza que nos estabiliza, siendo el yin y el yang las otras dos. Es conveniente que releas el artículo al respecto.


De las grasas o tejido adiposo del cuerpo podemos decir que tenemos la errónea convicción de que son únicamente una reserva del exceso de energía, cuando en realidad es mucho más que eso.
Es importante comprender - aunque parezca peregrina esta afirmación- que la grasa, a más de un depósito de energía, es  un "órgano" endocrino , como lo es la glándula tiroides o las adrenales, por ejemplo.
Si la grasa o tejido adiposo es un órgano endocrino, entonces  quiere decir que segrega alguna hormona con determinada función dentro del organismo.
Y así es, en efecto. El tejido adiposo produce una hormona que se conoce con el nombre de LEPTINA, descubierta hace apenas 21 años (1994) y cuya  función es la de comunicar al Hipotálamo los niveles de energías en reserva para que éste en respuesta , mediante el control del apetito, mantenga un rango de energía disponible que garantice la supervivencia ( "punto de ajuste" o set-point).
Siendo así, de acuerdo a lo dicho, el hipotálamo, lo que busca y defiende no es un peso ideal sino un nivel mínimo de energía potencial disponible.
El hipotálamo tiene su propia idea de lo que es el "peso ideal" para el cuerpo. Lo que cada uno tiene como idea de "peso ideal" no es igual a la del hipotálamo, que lo que maneja es energías y no peso.
Los estudios científicos afirman que el regulador de todo lo relacionado con la energía del cuerpo es el hipotálamo.
Con la dieta o régimen alimenticio podemos aumentar o bajar las calorías de entrada y con el ejercicio o actividad física podemos regular las calorías de salida, pero siempre conservando el rango que el hipotálamo tiene como ideal, porque si no lo conservamos este último se resiste desplegando poderosas fuerzas fisiológicas para mantener el "punto de ajuste " o set-point.
De manera comparativa podemos decir que el hipotálamo actúa como un verdadero termostato que controla la energía que se almacena (grasas).
Como el control se ejerce es sobre las grasas que aportan energía este sistema esquematizado en la figura anterior, se conoce con el nombre de Adipostato, en el que además del hipotálamo interviene la hormona leptina y otras señales químicas como el neuropéptido Y (NPY)  del núcleo hipotalamico que incrementa la sensación de hambre.


CÓMO FUNCIONA EL ADIPOSTATO.


1-CÓMO FUNCIONA CUANDO NOS ALIMENTAMOS POR ENCIMA DEL “PUNTO DE AJUSTE”.

Cuando comemos más de la cuenta, las células grasas o adipositos se llenan de triglicéridos que liberan leptina en el flujo sanguíneo.
Esta leptina llega al hipotálamo, se une a los receptores especiales de leptina en el mismo y entrega el mensaje de "depósitos llenos". 
El hipotálamo entonces envía señales disminuyendo el apetito e incrementando o acelerando el metabolismo para consumir el exceso de energía. 

2- CÓMO FUNCIONA CUANDO NOS ALIMENTAMOS POR DEBAJO DEL “PUNTO DE AJUSTE.

Cuando se hace dieta hipocalórica, las células grasas o adipositos se encogen y segregan menos leptina.
El hipotálamo percibe estos bajos niveles de leptina e interpreta que que ya no hay "depósitos llenos."
Ante este descenso, el hipotálamo ralentiza o reduce la tasa metabólica para evitar el gasto de energía y a su vez envía una "señal de hambre" aumentando el apetito y animándonos a comer.
Es en este momento cuando toda voluntad que se ponga para mantener el peso ideal fracasa inexorablemente, por muy grande que sea, ya que se está luchando contra poderosas fuerzas fisiológicas desencadenadas por el hipotálamo para mantener el "punto de ajuste" o set-point.
Podemos decir que "cuando el HAMBRE entra por la puerta, LA VOLUNTAD huye por la ventana."

Bueno, pero esto no es todo en lo relacionado con este tema. Hay más, y aspiramos a continuar en próximas entregas.


IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE


COMPARTIR ESTE ARTÍCULO ES UNA FORMA DE AGRADECERME :




Si después de leído, te gusta este artículo, COMPARTELO.
COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

No hay comentarios :


Atención:
COMPARTIR
StatCounter
cerrar
suscripcion