Buscar en este Blog
28 de septiembre de 2014

EL LIMON PODRÍA SER EL MEJOR ALIADO NATURAL DE LIMPIEZA PARA TU HOGAR.


A la hora de la comida, es inevitable sentir cierta necesidad por un limón. Bastan unas cuantasgotas de esta fruta para que la experiencia culinaria cambie significativamente. Ya sea en ensaladas, tacos, sopas, postres o aguas, el limón añade un toque ácido-dulzón que beneficia al consumidor con vitaminas, minerales y desintoxicantes.
Además, gracias a su nivel de Ph, esta fruta también puede fungir como un increíble apoyo natural, eficiente y económico de la limpieza tanto del hogar como la personal. Aquí te diremos cómo puedes usar los restos del limón de tu comida:

- Úsalo para limpiar, desodorizar y desinfectar el horno de microondas. En un vaso con agua, exprime un par de limones e introduce los restos en él. Calienta el agua hasta que hierva, dejando un par de minutos a que se propague el vapor. Remueve los residuos de comida de las paredes interiores con toallas.
- Para quitar las quemaduras o salpicaduras de comida en las parillas, coloca un poco de sal y limón en un tazón. Limpia la parrilla con la mezcla.
- Elimina la grasa y los malos olores en la vajilla y cubiertos, al añadir un poco de limón exprimido (inclusive con los residuos de la cáscara y la pulpa) en el jabón lavatrastes.

- Reduce los malos olores dentro del refrigerado con tan sólo colocar un limón partido en un plato. Cámbialo semanalmente.
- Limpia la cafetera con un poco de sal, cáscara de limones y hielo: agita la mezcla durante dos minutos, tira el residuo y enjuaga.
- Destapa el desagüe con un poco de bicarbonato de sodio y media taza de limón.
- Limpia los cristales, espejos y marcos de las ventanas con un poco de agua, limón y vinagre.
- Asea la taza del inodoro al añadir un limón a la fórmula usada regularmente, frotando todas las partes.
- Elimina las manchas de comida o grasa en la ropa, frotando el jugo de limón en el lugar que esté la mancha. Deja reposar durante la noche y lava la prenda como de costumbre.
- Abrillanta el cobre y el cromo, al añadir en una jarra: medio limón exprimido, una cucharadita de sal, bicarbonato de sodio o levadura Frota las zonas a limpiar y deja que repose durante cinco minutos. Al terminar, enjuaga, seca y pule.
- Tonifica la piel, pasando el interior de la cáscara del limón. Así también aclararás manchas de la piel. Enjuaga.
- Evita la oxidación de algunas frutas y verduras, al rociarlas con un poco de limón.

TOMADO DE ECOOSFERA



COMPARTE ESTE ARTÍCULO EN REDES SOCIALES:




Si después de leído, te gusta este artículo, COMPARTELO.
COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

No hay comentarios :


cerrar
suscripcion