15 de febrero de 2011

EL PODER CURATIVO DEL AJO


ajo

EL AJO ES LA PLANTA MAS RICA EN SELENIO.

El ajo (allium sativum) es  una planta perenne de la familia de las cebollas (allium cepa), regida astrológicamente por las energías del logos planetario de Marte y su octava  superior (Plutón), por tanto es eficaz para combatir todas las patologías inflamatorias y degenerativas ocasionadas por la acción de las energías  disonantes del Chacra No 3 (a la altura del ombligo).
La sabiduría ancestral de los egipcios, hebreos, sumerios, griegos y romanos – entre otros – utilizaron ampliamente las propiedades terapéuticas del ajo para sanar al cuerpo.
Hoy la ciencia actual ha confirmado que el ajo tiene cerca de cien compuestos diferentes que combinados le otorga su eficacia  y potencia terapéuticas. Muchos opinan que estos no son más que una aproximación y que en los próximos años podrían descubrirse muchos más.
Es fuente de vitaminas (A, B1, B2, B3, C y E ) , de minerales (potasio, fósforo, calcio, hierro  y sodio) y es la planta  mas rica en SELENIO y Germanio orgánicos.
La muerte súbita infantil, la atrofia pancreática, la necrosis del hígado y la infertilidad son enfermedades en las que se encuentra involucrada la deficiencia de SELENIO.

EL AJO ES DESINTOXICANTE Y ANTITUMORAL.

Los efectos tóxicos del cadmio (baterías de celulares), del arsénico, el mercurio y el cobre, son neutralizados por el selenio
Los autores de varios ensayos han encontrado que el selenio reduce el crecimiento tumoral y estimula la apoptosis (tipo de muerte celular controlada).
El Ajo contiene también adenosina (neuromodulador en el Sistema Nervioso Central) que le permite bloquear la agregación de plaquetas y fluidificar la sangre. Disminuye el nivel del llamado “colesterol malo”  y de los triglicéridos tanto en la sangre como en el hígado.
Pero lo más valioso del ajo como medicinal son sus aminoácidos sulfúreos o azufrados (cisteina y metionina) contenidos en la alicina que le confieren un marcado poder antibacteriano y antivírico y contribuyen con el cuerpo en la eliminación de toxinas nocivas (metales toxicos).
Se ha demostrado que el ajo también inhibe el crecimiento de los estafilococos, los estreptococos y las bacterias causantes de la disentería y del tifus. Además está demostrada su efectividad para combatir microorganismos resistentes a ciertos antibióticos -destruye las bacterias patógenas en los intestinos sin dañar la flora natural que interviene en la digestión- y aumenta las defensas naturales del organismo. Esta comprobado como un excelente antiinflamatorio.
En lo que ningún otro remedio lo iguala es en la lucha contra los problemas cardiovasculares ( reduce los niveles de triglicéridos en la sangre y “colesterol malo”, disminuye la presión arterial, previene la coagulación o la trombosis en los vasos sanguíneos).
Tiene, además, propiedades analgésicas  para el dolor de cabeza y de muelas. Es eficaz para evitar el estreñimiento, las várices, las hemorroides y prevenir los problemas renales.
Para seguir hablando del ajo es necesario que mencionemos a los radicales libres, porque esta planta es tremendamente eficaz para mantenerlos a raya.
Los radicales libres son átomos, por lo general de oxígeno, altamente reactivos e inestables, que se liberan cuando el alimento es metabolizado en nuestras células para producir energía. También se producen por influencias externas cuando nuestro organismo recibe el impacto de diversos contaminantes o radiaciones o por el estrés emocional . La inestabilidad de los radicales libres se debe a que han perdido uno de sus electrones e intentan reponerlo tomándolo de otros átomos.  Esto crea una reacción en cadena que ocasiona grandes daños a nuestras células, daños que se manifiestan en envejecimiento y un buen número de enfermedades.
 Los radicales libres no son intrínsecamente malos. De hecho, nuestro propio cuerpo los fabrica en cantidades moderadas para luchar contra bacterias y virus. Los radicales libres producidos por el cuerpo para llevar a cabo determinadas funciones son neutralizados fácilmente por nuestro propio sistema. Con este fin, nuestro cuerpo produce unas enzimas (como la catalasa o la dismutasa) que son las encargadas de neutralizarlos. Estas enzimas tienen la capacidad de desarmar los radicales libres sin desestabilizar su propio estado.
Las reacciones químicas de los radicales libres se dan constantemente en las células de nuestro cuerpo y son necesarias para la salud. Pero, el proceso debe ser controlado con una adecuada protección antioxidante. Un antioxidante es una sustancia capaz de neutralizar la acción oxidante de los radicales libres, liberando electrones en nuestra sangre que son captados por los radicales libres convirtiéndose en moléculas estables.
Pues bien, el Ajo es un poderoso antioxidante.
Para los diabéticos es también importante ya que reduce los niveles de azúcar en la sangre estimulando el proceso de absorción de la misma.
Y como si no fuera suficiente, la alisina del ajo ayuda al organismo a eliminar las células cancerosas.
De acuerdo a nuestras investigaciones bio energéticas (Qisoma), hemos comprobado que el Ajo es eficaz para:

Bazo
Infecciones y patógenos en el Bazo
Cerebro
Parásitos en el cerebro
Estómago
Debilidad gástrica
Hígado
Parásitos en el hígado (amebas)-Hepatitis-
Hipófisis
Debilidad de la hipófisis
Intestino Delgado
Parásitos intestinales
Mamas
Baja producción de leche materna
MingMen
Estancamiento de las energías prenatales
Ovarios
Patógenos en ovarios
Páncreas
Parásitos en el páncreas- Pacreatitis
Próstata
Virus y parásitos en la próstata
Riñones
Infecciones renales.
S. Linfático
Limpia  y activa el Sistema Linfático
Timo
Débil funcionamiento del Timo
Utero
Infecciones en el útero
Vejiga
Infecciones en la Vejiga

En fin, por todo lo dicho -y que al parecer no es más que una mínima parte de las propiedades terapéuticas que podrían llegar a conocerse- no cabe duda de que el ajo es uno de los productos naturales más efectivos para evitar la enfermedad y mantener la salud.
Como se puede observar en el cuadro siguiente, el ajo también es rico en los 3 aminoácidos (cisteina, glicina y ácido glutámico) con los que el organismo sintetiza o fabrica el Glutatión o "guardián de las células".



IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE

Recuerda  SUSCRIBIRTE A QISOMA para que recibas nuestras actualizaciones por correo .






Si después de leído, te gusta este artículo, COMPARTELO.

COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

12 comentarios :

  1. Joaquín. Gracias por tus artículos, creo que a todos nos beneficia.
    Me podrís decir como tomarlo, dosis? al natural o en extracto (gotas).
    o deberiamos hacernos un tratamiento (limpieza) cada cuando y como?
    Si me lo puedes contestar te lo agradesco.
    Saludos desde Monterrey N.L. México

    ResponderEliminar
  2. me uno a la pregunta del compañero, mientras puedo agregar que se de personas que lo toman y es un diente de ajo en ayunas asi naturaito solo lo pelas y ya como una capsula lo tomas diario un diente por las mañanas en ayuno.

    ResponderEliminar
  3. Para Eduardo y Antonio Benitez:
    He actualizado el artículo, agregándole la forma de preparar un extracto puro de ajo y las dosis recomendadas.
    Con ello respondo no solo a ustedes sino tambien a los futuros lectores la inquietud sobre la forma de tomar el ajo.

    ResponderEliminar
  4. los remedios naturales como las plantas medicinales cada día son más utilizados. El bajo costo, la alta efectividad y la ausencia de efectos secundarios son características de la medicina natural que han popularizado el trabajo del naturopáta profesional.

    ResponderEliminar
  5. CURSO NATUROPATIA:
    Me complace y agradezco tu comentario porque se constituye para nosotros en un estímulo que nos impulsa a seguir en el rescate de la medicina natural.

    ResponderEliminar
  6. Hola, me llamo Sara. quisiera saber por cuanto tiempo se debe tomar esta preparación del ajo

    ResponderEliminar
  7. Sara:
    Con la dosis de que hablamos el tratamiento se debe hacer mínimo por un mes. Después se debe reducir la dosis a 1 cucharada diaria de mantenimiento por tiempo indefinido.

    ResponderEliminar
  8. Hola Señor Joaquin, quiseira preguntar si la dosis es enates de los alimentos, le pregunto esto por que a la persona que quisiera administraserlo tiene muy sensible su estomago y es una niña de 8 años.

    ResponderEliminar
  9. Juan del Alto.
    El objetivo que perseguimos con todo tipo de medicamento es que sus principios activos alcancen a llegar incólumes al intestino delgado para que por él accedan al torrente sanguíneo. Muchos medicamentos, sobre todo los naturales, no pueden resistir el ambiente agresivo que se forma en el estomago cuando hay procesos digestivos y llegan muy degradados al intestino delgado.
    Por esta razón se recomienda ingerir los medicamentos por lo menos 1 hora antes de los alimentos.
    En el caso particular que me comentas , puedes darle el medicamento, después de comidas (estómago lleno) pero poniéndolo debajo de la lengua por un breve tiempo, con el fin de que sea absorbido por este medio directamente al torrente sanguineo.

    ResponderEliminar
  10. Hola Joaquin,mi nombre es Karen y quería agradecerle por tan valiosa Información sobre el poder curativo del ajo,le comento que yo padezco de candiasis y ya había leído sobre lo bueno que sería consumir ajo para desparasitar a esa levadura presente en los intestinos y vagina en la mujer,me gustaria me aconsejara por ejmplo si es mejor consumir un pizca del diente de ajo crudo en ayunas ó después de la comida.Por ejmplo hoy partí una cantidad pequeña de un diente de ajo totalmente crudo y lavado y le cuento que sentí como si se me estuviera quemando la garganta,ni siquera tomé un vaso con agua ues creo que así sería mejor la digestión con esta planta.....simplemente me gustaría saber su opinión al respecto,le envío un abrazo y mil gracias.

    ResponderEliminar
  11. maria yo comense ha beber 2 o3 ajos en ayunas me los bebo com leche fria y si son grandes los parto por la mtad tengo como dos semanas asiendo esto mas bien me los ago tragados me ha hayudado para las alerjias de los refriados y de los gatos tanbien me di cuenta que se me eestan quitando las barices de mis piernas que tenia tantas que paresia que eran golpes mis unas eran bien debiles y se han edurado prebenlo no se ban arrepentiras Dios los bendiga que si confesares com tu boca que Jesus es el Senory creyeres en tu corazon que Dios le levanto de los muertos seras salvo Dios ha hecho todas las cosas buenas para nosotros difrutemolas te inbito ha recibir ha Jesucristo en tu corazon

    ResponderEliminar
  12. Yo tomo un diente de ajo con queso por las mañanas. De esta forma evito el sabor fuerte del ajo, que queda suavizado por el del queso. También solía tomar una infusión de té con un diente de ajo machacado y una cucharada de miel.

    ResponderEliminar


cerrar
suscripcion