f SEGUNDO ESTADO METABOLICO: CETOSIS | Qisoma
22 de julio de 2015

SEGUNDO ESTADO METABOLICO: CETOSIS

Buscar en este Blog
Lo mejor que se puede COMPARTIR
es el conocimiento.
Si te gusta este artículo, COMPARTELO.

 EL ESTADO  METABOLICO DE LAS GRASAS FAVORECE NUESTRA FISIOLOGIA.


insulina-glucagón

Como hemos dicho en el artículo anterior , el organismo emplea principalmente dos combustibles: a) la glucosa, que sume al organismo en un estado metabólico perjudicial, y b) las grasas que sumen al organismo en otro estado metabólico que es favorable a la salud.
Este segundo estado es el objeto del presente artículo.
Sabiendo que la alimentación basada en carbohidratos (glucosa) es perjudicial para el organismo, como ya lo hemos explicado, podemos considerar la posibilidad de hacer una alimentación o dieta que limite el consumo de carbohidratos hasta niveles muy bajos y aumente el de las grasas, manteniendo niveles adecuados de proteínas.
Esta dieta, se denomina «dieta cetogénica» ya que precisamente lo
que se consigue con  ella es que el cuerpo deje de emplear glucosa como principal fuente de energía y produzca «cuerpos cetónicos» a partir de las grasas consumidas.
Con los «cuerpos cetónicos» el organismo reemplaza la energía que no se produce por el bajo consumo de carbohidratos (glucosa). 
También es sabido, que cuando aguantamos hambre o ayunamos, el cuerpo usa sus reservas de grasa para sobrevivir. En circunstancias de ayuno, toma las grasas y las convierte en cuerpos cetónicos que utiliza como combustible. El estado de hambre es un estado metabólico llamado «cetosis»: es el segundo estado metabólico.
Con la dieta cetogénica (bajos carbohidratos y aumento de grasas) imitamos los efectos bioquímicos del ayuno pero sin necesidad de pasar hambre.
Al bajar el consumo de carbohidratos, el nivel de glucosa y la insulina  en sangre descienden. Ahora el páncreas, que produce poca insulina, produce otra hormona que es el reverso o contraria de la insulina : el glucagón.
Este hormona hace que se liberen las reservas de glucógeno, que es energía sintetizada de los carbohidratos almacenada especialmente en el hígado y los músculos. Pero el glucógeno se agota rapidamente (48 horas) y cuando esto sucede el sistema comienza a consumir la grasa del tejido adiposo . Una parte de esas grasas o ácidos grasos SON LOS COMPONENTES BASICOS DE LAS GRASAS es utilizada directamente para alimentar a las células y otra es llevada al hígado donde la convierte en "cuerpos cetónicos" que se utilizarán preferentemente para nutrir al cerebro cuando se alcanza el estado de cetosis.
Bien,pero las grasas del tejido adiposo no son eternas y tarde o temprano, en esta situación de emergencia (falta de glucosa), tendrán que agotarse. Cuando las grasas se agotan ,el cuerpo no dispone ya de energía de glucosa ni de grasas y tendrá que recurrir a consumir la energía de las proteínas en los músculos  El cuerpo comienza a alimentarse de su propio tejido muscular, situación que no es la recomendada...

fisiologia-de-las-grasas.
Esta es la razón por la cual, si se reducen los carbohidratos es obligatorio aumentar el consumo de grasas, para que el cuerpo utilice los ácidos grasos directamente como combustible alternativo para las células sanas y para que a partir de una parte de los  ácidos grasos que consumimos produzca cetonas que alimenten al cerebro. 
El cerebro no puede usar directamente  ácidos grasos como combustible: son moléculas grandes que no pueden atravesar la barrera hematoencefálica. En cambio, los cuerpos cetónicos sí la atraviesan sustituyendo a la escasa glucosa.
En una "dieta cetogénica", casi el 95% del cuerpo pasa a depender de los ácidos grasos y los cuerpos cetónicos para sus necesidades energéticas o metabólicas. En esta situación la glucosa se usa para atender solo el 5% restante.
El cerebro satisface el 70% ,más o menos, de sus  demandas de energía con los "cuerpos cetónicos". Para cubrir el restante 30% continúa necesitando de la glucosa. 
Por este 30% de la energía cerebral que depende de la glucosa es por lo que no se deben suprimir los carbohidratos en su totalidad y se habla de reducirlos.
Se cree que este tipo de dietas son peligrosas de ser aplicadas durante largos períodos de tiempo. Y sí que son peligrosas; pero el único peligro que ofrecen es para aquellas células que tienen sus mitocondrías enfermas, especialmente las cancerosas, que necesitan metabolizar grandes cantidades de glucosa para vivir, y no pueden funcionar con cuerpos cetónicos ni con  ácidos grasos.
Esta es la dieta ideal para el cáncer y todas las enfermedades crónicas.
En próxima entrega nos ocuparemos de este aspecto.

 Por: +Joaquín Teheran Lora 

TE RECOMIENDO QUE LEAS LOS SIGUIENTES ARTICULOS EN ESTE BLOG:

imprimir IMPRIME este artículo, descárgalo en PDF o envíalo por CORREO

IMPORTANTE:ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE


COMPARTIR ESTE ARTÍCULO ES UNA FORMA DE AGRADECERME :




COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

No hay comentarios :


Atención:
COMPARTIR
StatCounter
cerrar
suscripcion