Google EMPLEA TU SISTEMA NERVIOSO COMO MEDICINA BIORREGULADORA. | Qisoma Google ;
05 diciembre 2016

EMPLEA TU SISTEMA NERVIOSO COMO MEDICINA BIORREGULADORA.

Por: Joaquín Teheran Lora



dolores.



EL SISTEMA NERVIOSO ES EL ENCARGADO DEL FUNCIONAMIENTO ADECUADO DE TODO EL ORGANISMO.


Aunque te resulte difícil aceptar, tu cuerpo tiene la capacidad de defenderse por sí solo, de curarse él mismo y de conservarse sano (mantener la homeostasis) [*]HOMEOSTASIS: Es el conjunto de fenómenos de autorregulación que intentan mantener equilibradas las composiciones y las propiedades del organismo: la homeostasis, por ejemplo, se ocupa de las variaciones de temperatura en el organismo .Pero cuando esta capacidad de autorregulación se pierde llega la enfermedad por lo que la recuperación de la salud debe centrarse en restaurar esa capacidad de autorregulación.

EL CUERPO TODO ES TEJIDO CONJUNTIVO.

Podemos decir que nuestro cuerpo es , comparativamente hablando, como una inmensa piscina en la cual nadan todas las células que lo conforman. Esa "piscina" es conocida cientificamente como el sistema básico de Pischinger o tejido conjuntivo [*]Los tejidos conjuntivos son tejidos que tienen como función principal servir de soporte y proteger otros tejidos del cuerpo. Se encuentran entre los órganos y representan una gran parte del tejido celular del organismo. Es el conocido como sistema básico de Pischinger.
Es dentro de este sistema básico en el cual las células cumplen con las tareas que le corresponden de acuerdo a su especialización; las del hígado cumpliendo tareas hepáticas, las del corazón con sus funciones cardíacas y asi sucesivamente.
Todos nuestros órganos son tejido conjuntivo. 

TODAS LAS CELULAS QUE HABITAN EN EL TEJIDO CONJUNTIVO SE ENCUENTRAN INTERCONECTADAS ENTRE SI POR EL SISTEMA NERVIOSO.

piscina
Las células en nuestro cuerpo son como millones de personas en una piscina.
De acuerdo a la comparación que hemos hecho, las células en nuestro cuerpo son como millones de personas  en una piscina, pero que en vez de estar bañándose viven allí permanentemente , ejecutando la tarea propia de cada una ellas; todas y cada una de ella realizando sus actividades para mantener bien al cuerpo.
Pero además, como característica muy importante, todas y cada una de esas células o "bañistas" están unidas y comunicadas entre si por el sistema nervioso, el cual de esta manera interconecta todas las partes del cuerpo. 
Es como si esas personas que estamos imaginando
deben tener una buena convivencia a condición de que permanezcan agarradas de las manos. Si alguna de ellas, por lo menos, se suelta de las manos, la comunicación queda interrumpida y la convivencia es afectada para mal.
Al igual puede suceder en el cuerpo: la interconexión de las células se puede interrumpir.
Cuando esto sucede surgen los dolores y la enfermedades,porque el sistema nervioso, encargado del funcionamiento adecuado de las células ya no lo puede hacer porque las células se han desconectado (se soltaron de las manos).
Cuando una parte de nuestro cuerpo se ha desconectado del sistema, se produce una alteración en la intercomunicación general que se refleja no precisamente en el sitio desconectado sino en otro lugar del cuerpo, como lo ilustramos con el siguiente ejemplo:
lampara
El cuerpo debe estar interconectado sin interrupciones
Tenemos una lámpara encendida conectada a la energía eléctrica. En algún lugar el cable se rompe y la luz de la lámpara se apaga. Si deseamos que la luz vuelva, tendremos que encontrar el sitio del cable donde se rompió y repararlo. Este es el verdadero motivo y el lugar donde está el mal ( la enfermedad). De nada servirá cambiar la lámpara o la bombilla porque allí no está el daño,aunque ese sea el sitio en donde se manifiesta el problema (la enfermedad).
Es decir, el cable cortado es la causa de la enfermedad, pero aquí no duele y el lugar del cuerpo en donde se apaga la luz es el lugar que se manifiesta con dolores o enfermedades.
Es que nuestro cuerpo actúa por acción refleja como lo explica el Premio Nobel Pávlov. Cuando conectamos o unimos el cable cortado, que es el verdadero sitio enfermo, encendemos la luz y, por lo tanto, curamos el lugar del cuerpo donde aparece el dolor o la enfermedad.
De acuerdo a lo anterior, para curar los dolores y enfermedades hay que tener en cuenta la verdadera causa del mal y no enfocarnos tercamente en el sitio en donde el paciente siente la afección o el dolor.
En cambio, si el médico convencional,  tiene  un paciente al que le duele la rodilla , lo que hace es dirigir todos los tratamientos hacia la rodilla. Si el dolor es en una articulación, el tratamiento estará encaminado casi exclusivamente hacia la articulación adolorida y así, de esta manera serán tratados la mayor parte de los dolores y enfermedades con muy pocas posibilidades de alivio o curación debido a que el mal se encuentra en un lugar distinto a aquel en que se manifiesta.
Cuando se da el caso que el daño que causa el dolor o la enfermedad se encuentra en el mismo lugar adolorido o enfermo del cuerpo se puede conseguir el alivio o la curación actuando en el mismo sitio del dolor.
El organismo para autocurarse emplea la red nerviosa que interconecta a todas las células y órganos del cuerpo. 
Todos los tratamientos que se basen en la premisa de que todas las actividades que se lleven a cabo en el ser humano son  reconocidas por el sistema nervioso y el tejido conjuntivo, tendrán resultados favorables.
Ninguna actividad que se lleve a cabo en el ser humano es desconocida por el sistema nervioso.
Estos tratamientos que tienen en cuenta la importancia del sistema nervioso en el proceso de la sanación son conocidos como tratamientos neurales o "terapia neural".
Este tipo de tratamientos jamás hará daño ni presentará efectos secundarios.

Los tratamientos de esta medicina son siempre bien recibidos por cualquier ser humano, sean niños, jóvenes, ancianos o embarazadas sin importar la edad de gestación.
Terapia Neural, significa tratamiento sobre el tejido conjuntivo y el sistema neurovegetativo.
El sistema nervioso y el tejido conjuntivo (Pischinger) juntos constituyen una red de información, de acción, de depuración y de polarización de todas y cada una de los trillones de células que tiene el ser humano. Por este interconexión cada célula tiene conocimiento de lo que le pasa a cada una de las demás células, a los tejidos, órganos y sistemas del cuerpo.
Cuando por alguna circunstancia se altera el tejido conjuntivo, las células pueden desconectarse de la información nerviosa del resto del organismo, originándose los dolores y las enfermedades (Dr. Alan Lloyd Hodgkin Premio Nobel 1963).
La regulación de todos los procesos vitales se puede conseguir cuando se trabaja terapéuticamente sobre el sistema nervioso. Este accionar se refleja en los ganglios subcorticales y en la corteza cerebral. Desde allí (corteza y ganglios),la estimulación sigue a través del sistema nervioso vegetativo permitiendo al organismo establecer los mecanismos internos de autorregulación nerval. Este estudio fue lo que llevó a Pávlov a ser Premio Nobel.

NO SIEMPRE ESTÁ ENFERMO EL SITIO QUE DUELE Y NO SIEMPRE DUELE EL SITIO QUE ESTÁ ENFERMO.

Siendo la célula una batería eléctrica, lo normal es que su polaridad biológica celular sea de unos 70 microvoltios (mv). Pero las células pueden llegar a un estado de hipopolarización (-) o de hiperpolarización (+) lo cual conlleva, también, al aparecimiento de las manifestaciones de dolor y de enfermedad.
Estas células con polaridad distorsionada se constituyen en un verdadero "campo de interferencia" que puede causar dolor o enfermedad, por vía refleja, en cualquier otro lugar del cuerpo.
Cuando este estado de interferencia se mantiene, pueden aparecer las enfermedades degenerativas, que no permitirán su curación con medicamentos; más bien al contrario, pueden agravarlas.


Con base en todo lo mencionado anteriormente y siempre considerando que el ser humano es una sola entidad biológica (holística), es por lo que dentro de nuestro arsenal de herramientas terapéuticas, tenemos a la Medicina de Biorregulación o terapia neural como prioritaria y porque esta es la única medicina que puede:
  • Recuperar el potencial bioléctrico celular.
  • Restablecer la capacidad de acción del tejido conjuntivo.
  • Reactivar el neurovegetativo, bloqueado o interferente y devolverle sus fuerzas autocurativas.
  • Reconectar a estas células con la red nerviosa corporal, con lo que conseguimos que la homeostasis se cumpla, es decir, que despertemos al médico interior que todos llevamos dentro,para que la autocuración se lleve a cabo, con el consiguiente alivio del dolor y las enfermedades

IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE. 

Por: +Joaquín Teheran Lora (Jotelo)


Ten en cuenta las siguientes sugerencias y RECUERDA que, "COMPARTIR ES BUENO"



Qisoma es una página independiente y libre de costos para sus lectores. Si encuentras que nuestro esfuerzo  y la información que compartimos te ha sido útil y de ayuda, considera apoyarnos con una donación.  Mantener vigente y actualizado el blog demanda unos gastos de tiempo y sostenimiento que rebasan nuestra capacidad de cubrirlos. Contáctanos a nuestro correo qisoma@hotmail.com para darte instrucciones de cómo hacerlo.

De antemano muchas gracias.


Por: Joaquín Teherán Lora

cerrar
suscripcion