24 de diciembre de 2014

¿PUEDE REALMENTE LA MARIHUANA (Cannabis) COMBATIR EL CANCER?



marihuana



Los compuestos químicos de la marihuana curan muchas enfermedades.

"La marihuana medicinal no se fuma, se consume en aceites, gotas y pomadas”. (Natalia Tangarife)

La marihuana o cannabis es una planta arbustiva con hojas palmadas y racimos de pequeñas flores verdes que crece en forma silvestre en las regiones de clima tropical y puede alcanzar hasta 3 m de altura.
A lo largo de la historia la Cannabis ha sido utilizada para una variedad de propósitos, incluyendo la producción de fibra para la fabricación de papel y textil. Sin embargo, lo que popularizó a la planta ha sido su uso como droga recreativa con propiedades psicoactivas.

Además, en los últimos años, científicamente se ha comprobado que la planta contiene muchos compuestos químicos que tienen diferentes propiedades farmacológicas, que se están aprovechando para la cura de muchas enfermedades.
En los Estados Unidos, la marihuana ha sido ilegal desde 1937, pero en la actualidad 14 estados, han promulgado leyes que legalizan la marihuana medicinal para ser prescrita por médicos que la están utilizando especialmente para aliviar los efectos secundarios de los tratamientos a los enfermos de SIDA.
La idea que relaciona a la cannabis y sus productos como droga de abuso que merece ser perseguida, ha retrasado el progreso en el desarrollo de estudios diseñados para aprovechar las propiedades de los derivados cannabinoides con fines terapéuticos.
En los últimos años, los cannabinoides y sus derivados han llamado nuevamente la atención debido al descubrimiento de diversas actividades farmacológicas tales como inhibición del crecimiento celular, efectos anti-inflamatorios, el alto poder analgésico y la regresión de los tumores.

Los cannabinoides en el tratamiento del dolor, en especial el del cáncer

Todos sabemos que el cáncer da lugar a fuertes, intensos e insufribles dolores que si no se controlan pueden causar mucho sufrimiento innecesario, disminución de la capacidad para hacer frente a la enfermedad, impedimentos para llevar a cabo las actividades diarias más elementales, ingresos hospitalarios prolongados y sobre todo, disminución de la calidad de vida en general.
Los cannabinoides derivados de la marihuana han demostrado tener unos poderosos efectos analgésicos por lo que son empleados para el tratamiento del dolor del cáncer.
Los receptores de cannabinoides (denominados CB1 y CB2 por la ciencia médica) se encuentran principalmente en el sistema nervioso central los primeros y en los nodos linfáticos y en ciertos tejidos periféricos los segundos.
El dolor crónico es un tema difícil de abordar, tanto para el paciente como para el médico tratante y, con frecuencia, conduce a un consumo crónico de opiáceos y a la dependencia. Con el tiempo de consumo de opiáceos el médico y los pacientes se quedan con menos opciones, que finalmente obligan a buscar modos alternativos en la terapia contra el dolor. El cannabis, se ha documentado, es una de esas medidas.
El Delta-9-tetrahidrocannabinol (TCH) es la sustancia en la marihuana con el mayor poder psicoactivo de todos los cannabinoides naturales y que exhibe la mayor actividad analgésica. El cannabidiol (CBD), otro componente importante de la planta Cannabis sativa, tiene los mismos efectos terapéuticos del THC (analgésico, anti-inflamatorio, y otros), pero con un perfil farmacológico diferente.
En 1974 (hace ya 40 años), científicos del Colegio Médico de Virginia, observaron que el cannabis (marihuana) mata las células cancerosas; pero una vez más, esta información se mantuvo en secreto so pretexto de no flaquear en la guerra contra las drogas, incluso si, como la marihuana, era una planta con el mayor poder medicinal que nunca había sido conocido por el hombre.
A partir de entonces, se han realizado muchos estudios científicos sobre la cannabis y el cáncer. Y todos ellos han mostrado fehacientemente que la planta ayuda a luchar contra la amenaza mortal del cáncer.


1- CANCER DE PANCREAS.

El cáncer de páncreas es una de las formas más malignas de esta enfermedad, por lo cual su estudio es de especial interés en procura de establecer nuevas estrategias destinadas a mejorar el pronóstico y cura de esta mortal enfermedad.
En julio de 2006, el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Biología de la Universidad Complutense de Madrid, llevó a cabo un estudio en el que se concluye que “los cannabinoides inducen a la apoptosis de las células tumorales del páncreas”. Este estudio lo puedes consultar AQUÍ.
El estudio se realizó con enfermos de cáncer de páncreas para investigar la acción como agentes antitumorales de los cannabinoides presentes en la marihuana, con cuyo estudio se demostró que:
En las células de cáncer pancreático (MiaPaCa2), los receptores de cannabinoides se expresan a niveles mucho más altos que en el tejido pancreático normal. Lo cual quiere decir que las células de cáncer son más receptivas a los principios activos de la marihuana. Es como si estuviesen necesitadas de la planta.
La administración de cannabinoides provoca una apoptosis inducida. Es decir, que mejora la muerte programada de las células, con el aumento de la CERAMIDA(?) .
Además, el tratamiento con cannabinoides inhibe la propagación de las células tumorales pancreáticas.
Estos hallazgos pueden contribuir a sentar las bases para un nuevo enfoque terapéutico para el tratamiento del cáncer de páncreas.
En nuestra próxima entrega continuaremos hablando de la incidencia de la Cannabis en el cáncer del pulmón, de la próstata, etc. 

2- CANCER DEL PULMON. 

El Instituto de Toxicología y Farmacología del Departamento de Cirugía General, de la Universidad de Rostock, Alemania, en estudios realizados ha sostenido que el cáncer del pulmón puede ser tratado con cannabis ya que el cannabidiol inhibe las células cancerosas y reduce significativamente la capacidad del cáncer para extenderse. 

Los cánceres de pulmón son por lo general altamente agresivos y resistentes a la quimioterapia

Los estudios adelantados no solo por la Universidad mencionada antes, sino también por otras, entre ellas la de Harvard, sostienen y comprueban que los cannabinoides inhiben las metaloproteinasas que es una enzima (proteína) vinculada a la aparición del cáncer ya que éstas se encuentran en niveles aumentados en los tumores humanos y asociadas a la metástasis de estos.
En estos diversos estudios, los investigadores han demostrado que dos líneas celulares de cáncer de pulmón diferentes, así como muestras de pacientes de tumor de pulmón estimulan los receptores CB1 y CB2, y que las dosis de THC inhibieron el crecimiento y la propagación de los tumores (metástasis).
En uno de esos estudios, durante tres semanas, los investigadores inyectaron dosis estándar de THC en animales de laboratorio que habían sido implantados con células de cáncer de pulmón humano, y descubrieron que los tumores se redujeron en tamaño y peso alrededor de 50% en los animales tratados en comparación con el grupo de control.
También hubo una reducción de aproximadamente 60% en lesiones de cáncer en los pulmones en estos animales, así como una reducción significativa de los marcadores de proteínas asociadas con la progresión del cáncer, dijo Anju Preet, Ph.D. investigador en la División de Medicina Experimental de la Universidad de Harvard.
 


3- CANCER DE HIGADO.

El carcinoma del hígado (CH) es la tercera causa de muerte por cáncer en todo el mundo. Existen pocas opciones terapéuticas disponibles cuando estos tumores se encuentran en etapas avanzadas.
Encontrar nuevas terapéuticas para superar el cáncer en este órgano es esencial para la búsqueda de nuevos tratamientos para combatir esta enfermedad en general.
En un estudio adelantado por el Departamento de Bioquímica y Biología Molecular de la Facultad de Medicina de la Universidad de Alcalá, Madrid, España, fueron investigados los efectos de los cannabinoides en el crecimiento del CH.
En dicho estudio encontraron que el Delta tetrahidrocannabinol (THC), el principal componente activo de la Cannabis sativa, redujo la viabilidad de las líneas celulares cancerosas (HepG2 y Huh-7) en el CH humano
Estos hallazgos pueden contribuir al diseño de nuevas estrategias terapéuticas para el manejo del CH.
 

4- LEUCEMIA.

Cáncer de la sangre es mortal, ya que puede llevar a las células dañadas por todo el cuerpo. Tres estudios diferentes dan fe de la capacidad cannabis para luchar contra este tipo de cáncer:
En el primer estudio, llevado a cabo por el Departamento de Farmacología y Toxicología de la Facultad de Medicina de Virginia, Virginia Commonwealth University, Richmond, EE.UU., se confirma una vez más que el Delta hidrotetracannabinol (THC) induce la apoptosis (?) en las células leucémicas.
En el segundo estudio, se hicieron pruebas con los cannabinoides propios del organismo o endocannabinoides (anandamida ? ) y con cannabinoides sintéticos (dronabinol) y se comprobó que estos inhiben la proliferación y estimulan la apoptosis en diversos tipos de cáncer y en particular en los linfomas no Hodgkin.
Por último, el tercer estudio de los anteriormente señalados, apoyado por por becas de la Sociedad Sueca del Cáncer, el Consejo Sueco de Investigación, la Sociedad del Cáncer, en Estocolmo, la fundación Magnus Bergvall, y los Fondos del Instituto Karolinska, al igual que los anteriores, demostraron la efectividad de los cannabinoides en los problemas del cáncer de la sangre.
Indudablemente que todos los estudios que se han llevado a cabo con los cannabinoides de la marihuana, han dado resultados positivos no solo contra el cáncer en sus distintas manifestaciones sino que también han arrojado los mismos resultados para el tratamiento de otras enfermedades no menos graves. 
Como hemos tenido que mencionar el término cannabinoides, creemos necesario que en proxima entrega hagamos un estudio de estos principios y sepamos porqué el cuerpo responde favorablemente a ellos.
Hasta la proxima oportunidad.
 
Por Joaquín Teherán Lora



IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE

Recuerda  SUSCRIBIRTE A QISOMA para que recibas nuestras actualizaciones por correo .  

COMPARTIR ESTE ARTÍCULO ES UNA FORMA DE AGRADECERME :








COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Además de comentar también puedes compartir o recomendar este artículo.
Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

1 comentario :


  1. Hola mi nombre es John Sweet, Mi esposa sufría de cáncer de mama y el médico me dijo que no había nada que pudieran hacer para salvar mi amada esposa. Entonces un amigo me dijo sobre el aceite de cáñamo Rick Simpson que puede curar el cáncer, le dije que el cáncer de pecho de mi esposa estaba en la última etapa que yo no creo que el aceite de cáñamo podría curarlo y él me convenció para probarlo, por el amor de mi esposa, decidió darle una oportunidad. Hice un poco de investigación y me encontré con un médico que me ayudó con el aceite de cannabis para curar el cáncer de mama de mi esposa y me aseguró que después de 3 meses, el cáncer no sería más, y para el último año mi esposa está muy bien ahora, aquí es el correo electrónico para contactar: ​​ricksimpsonhealthcare1@gmail.com, lo compré y lo usaba, funcionó exactamente como el médico recetó. Gracias al Dr. Rick Simpson para quitar el dolor en mi vida. ¿Qué haría yo y mi esposa he hecho. Dios bendecirá el Dr. Rick Simpson por ayudarme con el aceite de cannabis y por su apoyo y cuidado. Contacto: ricksimpsonhealthcare1@gmail.com, voy a seguir en la ayuda a luchar contra el cáncer en el mundo, todo lo que puedo decir es GRACIAS SEÑOR.

    ResponderEliminar


cerrar
suscripcion