19 de noviembre de 2014

UNA VERDAD INCÓMODA: EL TABACO PLANTA MAESTRA CON LA CLAVE PARA LA LUCHA CONTRA EL EBOLA y EL CANCER.


Una leyenda indígena cuenta que hace muchísimos siglos el Gran Espíritu Creador que vivía con los hombres, por algún motivo se enojó con los humanos y decidió partir e irse para el cielo. De esta manera, los hombres dejaron de percibir su presencia con la que convivían cotidianamente.
Los hombres - sigue contando la leyenda- compungidos al pensar en lo difícil que sería la vida sin la ayuda del Gran Espíritu, le oraron, lloraron y le suplicaron que no los abandonara, pero todo fue inútil.
Ante la imposibilidad de conseguir el regreso del Gran Creador, le pidieron entonces con muchas lágrimas colectivas, que por lo menos les diese un medio para poder comunicarse de manera efectiva con El.
Y sigue contando la historia que del suelo regado con las lágrimas de los indígenas suplicantes, brotó una planta, con lo que entendieron que ese era el medio que el Gran Espíritu ofrecía a los hombres para que se comunicaran con El. Algún nombre que desconozco, le debieron dar a esa planta en su lengua nativa, pero en la posteridad se conoció con el nombre de TABACO.
Desde el principio mismo, dicen los relatos de distintos pueblos nativos americanos, esa planta que ahora conocemos como TABACO fue una planta sagrada. Los tatarabuelos de los tatarabuelos, en la noche de los tiempos, aprendieron que debía ser usada para orar.
Y ese fue el uso que los indígenas le dieron. Ha sido desde siempre una planta sagrada utilizada como medicina a la que se le atribuyen poderes mágicos, utilizada en ceremonias religiosas y militares.

Fue y es aun habitual el uso del tabaco para rituales. Todavía es una costumbre que el chamán o curandero sople humo de tabaco en el área afectada del paciente enfermo o para proteger y “limpiar” personas, espacios u objetos.
En lo medicinal era utilizada para el tratamiento de abscesos, fístulas ulceradas, úlceras, pólipos y muchas otras dolencias de acuerdo a lo informado en el año 1500 por el explorador portugués Pedro Álvarez Cabral.

 Bernardino de Sahagún, sacerdote misionero español, registró en 1529 cómo los indígenas mexicanos usaban el tabaco con fines medicinales. Según el misionero, respiraban el olor de las hojas verdes y frescas para aliviar los dolores de cabeza persistentes. Para los resfriados y catarros, usaban las hojas verdes o en polvo frotadas por el interior de la boca. Para lo que llamó “enfermedades de las glándulas del cuello” (bubones?, sistema linfático?), registró también la efectividad de las cataplasmas de las hojas de tabaco mezcladas con sal.
Por todas estas virtudes curativas observadas en el tabaco, fue por lo que los españoles decidieron llevar esta planta a Europa en donde se extendió su uso con fines medicinales, siendo en la época de la gran peste de Londres (1665-1666) cuando más se utilizó para las desinfecciones personales ya que el tabaco ofrecía cierta protección contra la peste bubónica, tal cual lo sostuvo en el siglo anterior el misionero Sahagún (ya mencionado).
El término bubónica, se refiere al característico bubón o agrandamiento de los ganglios linfáticos a lo largo del cuello, axilas e ingle y este era uno de los síntomas de la mencionada peste, que iban acompañados de fiebres, temblores, dolores en las articulaciones y de cabeza, profundas decoloraciones purpuras de la piel, hinchazón por todo el cuerpo y hemorragias internas. El enfermo no tenía posibilidades de vida después de más o menos diez días de aparecidos los síntomas. La gran mayoría de la población de Londres falleció víctima de este flagelo que tenía un alto índice de contaminación.
El estar cerca de un enfermo o de los cadáveres esparcidos en las calles, aumentaba la posibilidad de contraer la enfermedad.
Se ha calculado que la Gran Peste de Londres acabó con la vida de unas 100.000 personas en el lapso de un año.
Con estos promedios récord de mortalidad y contagio, los londinenses se vieron obligados a tomar medidas desesperadas pues, fueron abandonados a sufrir y manejar la enfermedad de la manera que pudieran.
http://qisomamedicina.blogspot.com/2011/01/la-zeolita-suplemento-para-la_2.html
Y efectivamente hubo personas que se las arreglaron para superar la peste y la superaron.
A pesar de que los cavadores de tumbas eran los más expuestos al contagio al manipular los cuerpos sin vida, eran quienes más se mantenían saludables.
¿Acaso tenían algún remedio en común que les hubiera dado protección?
Daniel Defoe en su libro Diario del Año de la Peste (1722) relata la historia de un sepulturero que sobrevivió a la Gran Peste gracias a que al igual que muchos de los de su oficio fumaban y mascaban tabaco.
La creencia de que el tabaco protegía de la peste se generalizó tanto que la gente llegó a obligar a sus hijos a fumar.
El advenimiento de las infecciones virulentas del Chikungunya y el Ebóla (especialmente esta última) nos ha obligado a pensar que estamos ante nuevas versiones de los virus que dieron lugar a la Peste Negra, teniendo en cuenta la similitud de los síntomas. 
Y surge obligatoriamente la cuestión: si así como el tabaco protegió a muchas personas de la peste negra, es posible que también sirva de protección ante el ataque del Ébola.
Supongo que este razonamiento ha servido a los científicos modernos para explorar los poderes curativos del tabaco llevando a que el Ejército de Estados Unidos financiara proyectos de investigación que desembocaron en el desarrollo de un fármaco por parte de la Mapp Biopharmaceutical Inc. que comienza a emplearse en el tratamiento de la infección por el virus del Ébola.
Se trata de un suero contra el Ébola hecho de tabaco que en poco tiempo se ha convertido en el tratamiento más esperanzador para la temida epidemia. La droga se produce en Kentucky (centro tabacalero de EEUU) con el nombre de ZMapp a partir de plantas de tabaco y que según informara CNN, se les había suministrado al Dr. Kent Brantly y Nancy Writebol, infectados con Ébola, y que han sido sujetos de una mejora significativa post tratamiento.
Tanto Brantly como Nancy Writebol sometidos al suero superaron la enfermedad y no representan “un peligro” para la comunidad.
Pero, a decir verdad, el procedimiento empleado para la producción del suero en mención no nos inspira mucha confianza ya que se hace a partir de tabaco alterado genéticamente. Es casi seguro que alterar genéticamente el tabaco afecte sus propiedades curativas, e incluso agregue nuevas propiedades nocivas para el organismo, como de hecho ha ocurrido con otras plantas que han sido alteradas genéticamente.
TAMBIEN MUESTRA POTENCIAL PARA CURAR EL CANCER.
Según The Sydney Morning Herald (02 de abril de 2014), el investigador australiano Mark Hulett, con especialización en Bioquímica y Biología Celular, ha encontrado en la planta de tabaco una molécula que muestra una potencial utilidad para eliminar las células cancerosas en los seres humanos. La molécula, que se encuentra especialmente en las flores de la planta, es un mecanismo de defensa que tiene el tabaco para combatir las infecciones fúngicas (hongos = cáncer) y bacterianas. La molécula denominada nad1, tiene la capacidad de destruir las células cancerosas dejando indemnes las células sanas.

Con todo esto que hemos informado alrededor de las bondades medicinales del tabaco, y de que somos conscientes de toda la desinformación anti-tabaco que se escucha incesantemente por estos días, no estamos invitando a que se fume cigarrillo.
Pero si usamos desde hace mucho tiempo los extractos y las tinturas con muy buenos resultados. Por eso no nos sorprenden estos " descubrimientos" que se están haciendo actualmente alrededor del tabaco.
En Qisoma, capturamos todo el potencial medicinal del tabaco mediante la preparación de extractos espagíricos que reúnen la parte física, la parte álmica y espiritual de la planta (el sulfur, el mercurio y la sal), para suministrarse por vía oral en gotas. Este extracto sublime de tabaco captura las vibraciones de la constelación de piscis (Neptuno) que regenta la planta y que es quien le da todas sus propiedades sagradas y misteriosas con gran incidencia en la armonización del Chacra No 2.


FUENTES DE INFORMACION:
El contenido de este post es de mi autoría, y/o, es un recopilación de distintas fuentes

IMPORTANTE: ESTA INFORMACIÓN NO ES, NI SUSTITUYE EN NINGÚN CASO LA CONSULTA, TRATAMIENTO O DIAGNÓSTICO DEL PROFESIONAL DE LA SALUD COMPETENTE


Recuerda  SUSCRIBIRTE A QISOMA para que recibas nuestras actualizaciones por correo .  



COMPARTIR ESTE ARTÍCULO ES UNA FORMA DE AGRADECERME :





Si después de leído, te gusta este artículo, COMPARTELO.

COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

No hay comentarios :


cerrar
suscripcion