Buscar en este Blog
17 de febrero de 2011

LA COENZIMA Q-10 y SUS EFECTOS CARENCIALES



LA COENZIMA Q-10 ES IMPRESCINDIBLE PARA LA PRODUCCIÓN DE LA ENERGÍA. 


La carencia  más común y frecuente que me ha tocado enfrentar a diario  es la de la Coenzima Q-10, que es responsable en muchos casos  del estado de deterioro orgánico con que llegan los pacientes a consulta.
Para mantenernos con vida, nuestro cuerpo debe producir energía y un 95% de esta energía se produce en el interior de las células, mas exactamente en las mitocondrias que es uno de los componentes subcelulares.
Una complicada cadena de procesos bioquímicos dentro de las células es la que da lugar a la producción de nuestra energía  y dentro de esa cadena hay un químico importante conocido como   coenzima Q-10 (o ubiquinona).

Es parte integral de la mitocondria (se encuentra en la membrana de las mismas), en donde produce ATP (Adenosin Triphosfato) que es la molécula de energía básica de las células.
Todas las células del cuerpo necesitan la coenzima Q-10 para que cada órgano pueda funcionar adecuadamente, pero unas células necesitan mas que otras de acuerdo al órgano del que hacen parte y de la necesidad de energía requerida por el órgano. Así, el corazón y el hígado necesitan mayor cantidad de energía para su funcionamiento, por lo tanto en ellos se da mayor concentración de coenzima Q-10.
La coenzima Q-10 es esencial para que cualquier persona pueda vivir. Sin la presencia de ella (Q-10) el funcionamiento sano esencial de las células, se pierde. No hay energía en la célula, en un sentido estricto, se está muriendo.


LA COENZIMA Q-10 Y EL SISTEMA DEFENSIVO.

La coenzima Q-10 hace parte integral del ciclo inmunológico o defensivo del cuerpo. Cuando los niveles de Q-10 están bajos, también la inmunidad está débil.  Muchos de los signos y síntomas de la vejez pueden relacionarse directamente con la falla del sistema inmunológico. Y tampoco es raro saber que la disminución en la competitividad del sistema inmunológico es directamente proporcional a la incapacidad del cuerpo de producir internamente Q-10.
Para la producción de Q-10 el cuerpo necesita vitamina E y Selenio ( presente en el ajo)
La coenzima Q-10  es y actúa en el organismo como un antioxidante que protege las células contra los radicales libres, que están implicados en todas las enfermedades  y en el envejecimiento.
La coenzima Q-10, actúa como un agente estimulante del sistema inmunológico del cuerpo, estimulación que es producida  a través de un mecanismo que es totalmente distinto al de algunas drogas inmunológicas, las cuales,  muchas veces tienen el riesgo de producir toxicidad. Y porque induce más energía y de esta manera, aumenta la imnunocompetencia de las células defensivas  ya existentes.


LA CoQ 10 Y LAS CARDIOPATIAS E HIPERTENSION ARTERIAL.

Los pacientes con cardiomiopatías presentan deficiencia de Q-10 en el tejido del miocardio, especialmente en los estados avanzados de insuficiencia cardiaca. Así fue demostrado por estudio realizado por el Dr Svend A. Mortensen.
La Q-10 estimula la función cardiaca proporcionando efectos energéticos cardíacos.
Los pacientes con hipertensión arterial, después de 2 meses de ser  administrados con Q-10 varían sus lecturas de presión a 127/90.


LA COENZIMA Q-10 Y EL SOBREPESO.

La deficiencia de Q-10 hace que nuestro metabolismo sea lento. Eso hace que quememos menos calorías y acumulemos grasas. El exceso de grasas es un peligro para la salud ya que hay enfermedades muy peligrosas asociadas con la obesidad, tales como las enfermedades coronarias, arteriosclerosis, hipertensión y otras alteraciones metabólicas. .. 
Se ha demostrado – y así lo hemos comprobado nosotros - que los pacientes obesos pierden peso en forma natural, al agregar Q-10 en su dieta. Se mejora su metabolismo de los lípidos y así hay control celular  o metabólico del peso corporal.

Recordemos que la coenzima Q-10 no es un medicamento, al contrario, es una parte completamente natural, indispensable para la vida. Tampoco se ha encontrado toxicidad en estudios realizados a largo plazo.
La coenzima Q-10 trabaja como una vitamina a nivel celular no como una droga.
El número 10 se relaciona con el número de coenzimas Q que existen. En la actualidad se sabe que hay 10 coenzimas "Q" comunes que se encuentran  en todas las diferentes formas de vida (plantas, animales), pero la única que tiene importancia para el género humano  es la coenzima Q-10.
La coenzima Q-10 solamente se encuentra en los tejidos humanos. El cuerpo humano entero contiene solamente 2 gramos de coenzima Q-10 pura.
Las demás enzimas no tienen la capacidad para producir le energía óptima dentro del cuerpo humano.
¿Y que es lo que hace nuestro cuerpo, entonces con las demás coenzimas?
A través del hígado, convierte  a las coenzimas menores en Q-10. Es la falla de esta alquimia interna del hígado la que determina porqué algunas personas tienen deficiencia de energía particularmente en los ancianos y es la que resalta la importancia de tener un hígado sano y en pleno funcionamiento.
Con el hígado en mal estado, no podremos obtener Q-10 a partir de las otras coenzimas mas pequeñas, hasta  que llega el momento en el que la demanda de nuestras células por Q-10 no puede ser satisfecha y eso nos lleva a una deficiencia crónica de ella.
Además, de todo lo ya dicho la Q-10 es eficaz para la enfermedad de Parkinson, para  mejorar el sistema inmunológico  de las personas con SIDA, para la distrofia muscular (enfermedad hereditaria), las enfermedades dentales (periodontales), para mejorar el control del azúcar en la sangre  en las personas con diabetes, la infertilidad masculina, la fatiga y otras afecciones.
Posee propiedades estabilizadoras de la membrana celular y tiene la capacidad de penetrar la membrana celular y la mitocondria.  
Dentro de la mitocondria, que es un elemento celular,  se llevan a cabo los procesos de generación de energía indispensables para accionar muchos procesos de la vida. 


EN LAS DISTROFIAS MUSCULARES.

Las células del músculo gastan mucha energía y son ricas en mitocondrias.
Dada la importancia que tiene la Coenzima Q10 (CoQ10) para facilitar una serie de reacciones que ocurren en las mitocondrias (cadena respiratoria), los cientificos se han preguntado si la administración suplementaria de CoQ10 mejorarían a los pacientes con Distrofia Muscular. Estos pacientes, como se sabe, sufren de la pérdida de fuerza muscular y de un deficiente metabolismo de energía dentro de las células musculares.
Los cientificos de la Universidad de Texas, han realizado estudios clínicos de administración diaria de CoQ10 en pacientes con variedad de distrofias musculares, inclusive Duchenne y Becker.
Los estudios concluyeron que el desempeño físico de los pacientes mencionados "fue mejorado definitivamente".Los pacientes recibieron una dosis de 100 mg de CoQ10 diaria y el tratamiento fue considerado efectivo y seguro.
En conclusion, pacientes que sufren de estas distrofias musculares y otras similares, deben ser tratados con Coenzima Q10.


ES NECESARIA PARA LAS PERSONAS QUE TOMAN ESTATINAS.

Las estatinas son los medicamentos utilizados para " reducir" el colesterol. Cuando se toman estatinas se producen los siguientes efectos colaterales:
  • Se agotan las fuentes de  energía que el  cuerpo proporciona al corazón.
  • Se disminuye la protección antioxidante para los diversos lípidos en la sangre, que son necesarios para una metabolismo normal.

Por lo tanto, si la persona está tomando estatinas, debe tomar un suplemento de CoQ10 para contrarrestar el daño infligido por el medicamento, especialmente las mialgias o dolores musculares inducidos por las estatinas. 
Recuerda suscribirte y recibirás nuestras publicaciones directamente en tu correo electrónico




Si después de leído, te gusta este artículo, COMPARTELO.
COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

3 comentarios :


cerrar
suscripcion