f EL SISTEMA NERVIOSO NEUROVEGETATIVO (Yin -Yang) y EL SISTEMA LIMBICO COMO REGULADOR. | Qisoma
El médico del futuro no tratará el cuerpo humano con drogas, sino que prevendrá las enfermedades con la nutrición.
18 de septiembre de 2014

EL SISTEMA NERVIOSO NEUROVEGETATIVO (Yin -Yang) y EL SISTEMA LIMBICO COMO REGULADOR.

Buscar en este Blog
Lo mejor que se puede COMPARTIR
es el conocimiento.
Si te gusta este artículo, COMPARTELO.

+Joaquín Teheran Lora 
El sistema nervioso vegetativo (neurovegetativo) o Sistema Nervioso Autónomo (SNA), es una parte del sistema nervioso general, encargado de controlar todos los movimientos o acciones involuntarios de nuestro organismo, como el latido del corazón o el peristaltismo intestinal, la respiración, la contracción y dilatación de los vasos sanguíneos, por ejemplo. Son movimientos que no obedecen a nuestra voluntad. Lleva los impulsos nerviosos desde el Sistema Nervioso Central (SNC) hasta los órganos y sistemas del cuerpo.
El neurovegetativo se encuentra dividido, funcionalmente hablando, en Sistema Simpático y Sistema Parasimpático.
• EL SIMPATICO. Está implicado en actividades que requieren gasto de energía. También es llamado sistema adrenérgico o noradrenérgico; y es el que prepara al cuerpo para reaccionar ante una situación de urgencia o peligro, ya sea para la acción o para la huida. 
Es de naturaleza yang, porque está relacionado con el movimiento, la acción, la energía, el calor, el fuego y la expansión. Anatómicamente se sitúa superficialmente  a ambos lados de la columna  vertebral, formando una cadena de ganglios y nervios interconectados con los nervios espinales.

Este sistema es que le da la fuerza y la frecuencia a los latidos del corazón, estimula las glándulas suprarrenales para responder a las situaciones de peligro.  Lo que comúnmente en estos tiempos llamamos estrés, es simplemente la activación continua y prolongada que provocamos a este sistema por los afanes y carreras de la “vida moderna” con lo cual originamos desequilibrios bajo la forma  de síntomas y trastornos psicofísicos, que además de limitar nuestra capacidad (con insomnio, fatiga crónica, impotencia y frigidez sexual, trastornos digestivos, alérgicos, circulatorios, etc.) pueden incluso provocarnos la muerte (accidentes cerebrovasculares, infartos, hipertensión arterial, etc.). 

• EL PARASIMPATICO, es todo lo contrario: representa al aspecto Yin porque  está relacionado con el reposo, la nutrición, la calma, la relajación (después de la acción). A diferencia del simpático, está ubicado más a profundidad. Se encuentra en la médula espinal  a nivel de las raíces de las vertebras sacras 2 a 4 .
Tiene que ver con los procesos de reparación y acumulación de energía. Los nervios que lo integran forman parte de los nervios craneales oculomotor, facial, glosofaringeo y vago.  
Pues bien, estos dos sistemas que son en realidad una unidad de fuerzas opuestas y complementarias, deben estar equilibrados. Deben mantener  un equilibrio dinámico;  y ese equilibrio dinámico se lo da el cerebro límbico (Hipotálamo-Pineal-Hipófisis) que es el gran regulador  del simpático-parasimpático, de la energía psicofisiológica yin-yang.
Cuando este centro emocional que es el cerebro límbico se deteriora o entra en crisis, se producen distonías neurovegetativas que alteran nuestro medio interno, externo y su equilibrio yin-yang como bien lo postula la conocida Ley de Hierro del Dr. Hammer:
“Todo shock psíquico, que nos toma por sorpresa y es vivido en aislamiento, produce una ruptura del campo electro físico en una área concreta del cerebro y a partir  de ese momento se lesiona el órgano  que es gobernado por esa parte del cerebro.”
De todo lo dicho debe quedar claro que no basta con saber que en nuestro organismo hay fuerzas yin y yang olvidándonos de la existencia de un tercer polo regulador, que es el sistema limbico cerebral. 
Debe quedar claro tambien  que nunca debemos descuidar el estado del sistema límbico cerebral, ya que es el encargado de mantener equilibrado todo el sistema neurovegetativo.
Esto, como es de deducir, es básico en todo sistema terapeutico que pretenda curar desde las causas y no desde los efectos.
 Por  +Joaquín Teheran Lora




COMENTARIOS:
Puedes comentar DIRECTAMENTE en el Blog, no sin antes advertirte que TODOS LOS COMENTARIOS ESTÁN SIENDO MODERADOS.
Te anticipamos que no publicaremos los comentarios cuyo remitente firme como ANONIMO.
ADEMÁS, SOLO SERÁN PUBLICADOS DESPUÉS DE SU APROBACIÓN.

Gracias de antemano por tu valiosa opinión.

1 comentario :

  1. Sr Joaquin Teherán, interesante artículo, pero más interesante es la curación de esta alteración que yo hago con un método particular a base de sueros revitalizantes.Por otra parte el nombre correcto no es Ley de Hierro, es Ley Férrea del cáncer.
    Cordialmente, Isabel Córdoba, su admiradora.


    ResponderEliminar


Atención:
COMPARTIR
StatCounter
cerrar
suscripcion