.


9 de mayo de 2011

QUE ES LA TERAPIA NEURAL

La Terapia Neural, es una herramienta más de la medicina biológica , como lo es el Biomagnetismo, la acupuntura, la electroacupuntura y  la auriculoterapia, y como su propio nombre lo indica es un tratamiento centrado en el SISTEMA NERVIOSO, especialmente en el Vegetativo, el cual se halla presente especialmente en toda la piel.
A lo largo del proceso evolutivo el hombre ha desarrollado una gran capacidad de adaptación para poder supervivir. El eje de esa capacidad de adaptación lo constituye la interacción que existe entre la mente, el sistema nervioso y el sistema inmunitario.
Los diferentes órganos y tejidos de nuestro cuerpo están conectados por EL SISTEMA NERVIOSO que es  una red de información que llega a todas las células a través de la matriz extracelular – conocida como sustancia básica-.
Por eso, cualquier irritación sobre esa red nerviosa (como cicatrices, infecciones, intervenciones quirúrgicas, estrés emocional...) puede alterar el neurovegetativo y así aparecer síntomas diversos en cualquier zona de cuerpo. 
Cada enfermedad crónica puede estar provocada y mantenida por un campo irritativo o "interferente”.
Un campo "interferente" es un estado de estímulo crónico poco sintomático o asintomático en cualquier parte del cuerpo (una cicatriz por ejemplo). IMPULSOS SUBLIMINALES, procedentes de ese campo pueden debilitar circuitos reguladores y producir efectos clínicos en cualquier otra parte del organismo que tenga resistencia disminuida. Como ejemplos de campos interferentes muy frecuentes tenemos: amigdalitis crónica, cicatrices, dientes (principales campos), fracturas.
En cualquier parte del cuerpo se puede establecer un campo interferente.
El campo interferente puede ser "mudo" localmente, es decir, que el paciente ni siquiera lo sienta, pero puede ser capaz de ocasionar enfermedades a distancia.
Cualquier irritación puede causar alteraciones, y en los dientes y encías hay irritaciones, a veces, creada, por los odontólogos.
Hay pacientes que pueden presentar enfermedades después de tratamientos de conductos que le dejaron irritaciones o inflamaciones en el maxilar o en la encía.  EL BIMETALISMO (trabajos  hechos en la boca con diferentes metales) genera corrientes que pueden repercutir en cualquier parte del organismo. 
En nuestro centro "Qisoma" cada consultante es sometido a un riguroso examen para determinar la existencia de algún o algunos campos interferentes y establecer a su vez hacia que órganos está orientada la interferencia. Luego, procedemos a neutralizar la irritación provocada en el SN que desencadena la enfermedad  y la eliminamos.
Lo que buscamos es la sanación  y la conseguimos con la TERAPIA NEURAL (TN) que es el método terapéutico consistente en la utilización de Procaína o Lidocaína  en bajas concentraciones aplicada en las zonas interferentes para el tratamiento de enfermedades agudas o crónicas.
Se busca con ello eliminar "recuerdos" nocivos para el organismo y permitir el libre flujo de las energías de información, lo cual trae como consecuencia que el paciente retome  su propio ritmo de sanación.
Con la Terapia Neural, tratamos al SER en su integridad porque partimos de la base de que quien se enferma es el SER y lo hacemos a través del Sistema Nervioso Vegetativo porque éste forma parte de todos los circuitos reguladores  del organismo (humorales, hormonales, neurales y celulares  y porque regula y forma parte de todas las funciones del organismo. Además, se conecta con el hipotálamo, el área límbica participando de esta forma en los procesos mentales, sociales, culturales y sobre todo emocionales.

EL PAPEL DEL SN en EL PROCESO DE ENFERMAR. 
Desde que nacemos y durante todo el transcurso de nuestras vidas vivimos dos tipos de experiencias: unas que producen placer y otras como impactos que provocan sufrimiento.
Cuando alguna parte del cuerpo es objeto de una agresión, todo el resto del cuerpo es informado de ella, gracias al sistema nervioso, que a la larga no es sino una red de información que llega a todas las células del cuerpo. A él debemos que todos los tejidos, órganos y sistemas estén integrados e interconectados.
Funciona, guardadas las proporciones, como funciona el sistema eléctrico de un edificio.  Si existe un cortocircuito en cualquier parte de la red eléctrica, se produce un apagón general.
En este caso con cambiar las lámparas o aparatos eléctricos de cada una de las habitaciones no vamos a conseguir que vuelva la electricidad. Debemos es identificar el lugar donde está el corto y repararlo.
De esta misma manera, cualquier irritación o trauma que afecte a una parte de nuestro cuerpo, afecta a nuestro sistema nervioso en ese lugar, a partir del cual se generan trastornos o síntomas en otras partes del cuerpo que estén predispuestas a enfermar.
Terapia Neural, significa tratar el sistema nervioso, especialmente el vegetativo que es el encargado de mantener el equilibrio de todas las funciones vitales del organismo.
Como ya hemos dicho, a lo largo de la vida  sufrimos muchas irritaciones que pueden ser lesiones físicas (intervenciones quirúrgicas, enfermedades padecidas en la infancia o en la edad adulta, cicatrices, infecciones, fracturas óseas, golpes) o impactos emocionales, crisis de ansiedad o situaciones de estrés.
Estas irritaciones o impactos van quedando guardadas en la “memoria” del sistema nervioso.
Un sitio muy determinante en el cuerpo por lo  inclinado a ser objeto de muchas irritaciones o impactos negativos  que repercuten en el resto del organismo es la boca.
El impacto de las patologías dentales, de determinados materiales en la boca y de los tratamientos de los dientes es importantísimo, siendo en la actualidad objeto de estudio de la odontología neurofocal, íntimamente ligada a la Terapia Neural.
En el sitio o en los sitios donde el sistema nervioso vegetativo ha sufrido una agresión o lesión, se aplica un anestésico local en bajas concentraciones (al 0.5%  o 0.3 % dejando de ser anestésico) para neutralizar estas irritaciones.
Cuando con este medio terapéutico se eliminan estos bloqueos inmediatamente se reanuda el intercambio de información y se reactivan los mecanismos de regulación de la red nerviosa, de manera que es el propio organismo el que desarrolla sus propias reacciones autocurativas y alcanza un nuevo orden  a través de su propia fuerza vital.
Con la aplicación del neural terapéutico (procaína o lidocaína) estamos suministrándole al cuerpo el estímulo adecuado para que se reorganice el mismo. Por esto la Terapia Neural entra dentro de la medicina biológica.   
En 1921 se hicieron experimentos relacionados con el envenenamiento de los gatos con fosgeno (gas venenoso) como consecuencia de lo cual normalmente los animales sufrían perturbaciones pulmonares severas.
Pero si antes de ser sometidos a envenenamiento, a los gatos se les cortaba el nervio vago a la altura del cuello, se observó que no se producían las alteraciones respiratorias o por lo menos las disminuía considerablemente.
De estas investigaciones se dedujo que es mas importante el reconocimiento del tóxico que hace el organismo a través del Sistema Nervioso, que el tóxico en si mismo.
En consecuencia, en los procesos infecciosos agudos o crónicos el papel del microbio o virus es considerablemente menor que lo que se piensa habitualmente, en cambio, el organismo injuriado es capaz de infligir un daño a sus propios tejidos y órganos mucho más grave que el producido por los microbios.
Las bacterias y los virus podrían jugar un papel de indicadores o de catalizadores de las irritaciones.
Si aceptamos que toda enfermedad se inicia en alguna alteración del Sistema Nervioso Vegetativo, podremos comprender el siguiente aforismo de Hipócrates:
“Todas las enfermedades son una misma, y su causa es una misma en todas ellas, aunque se manifiesten por medio de diferentes síntomas, de acuerdo  con la determinada parte del cuerpo en que aparezcan."
Speransky, discípulo de Pavlov,  dijo: "El estímulo causante de la enfermedad puede iniciar desde cualquier posición dentro del Sistema Nervioso, la emisión de impulsos patológicos mínimos. Esto resulta en un estado de tono modificado en todo el Sistema Nervioso Vegetativo. Según el estado inicial individual, con el tiempo pueden resultar las enfermedades más variadas. En la mayoría de los casos, la enfermedad lejana pude ser sanada, eliminando el estímulo desde su punto de partida, pero también existe la posibilidad de que dependiendo del estímulo, de su duración y del umbral individual, el acontecimiento de enfermedad se convierta en autónomo."
Ferdinand Huneke nos dice: "El sistema vegetativo es el conductor de la mayoría de los procesos curativos y el principalisimo portador de lo viviente.".
Por esto se llama Terapia Neural.
La Terapia Neural es un todo: o se la comprende y acata o se la deja tranquila.

EL MÉTODO QUE LE DA IDENTIDAD A LA TERAPIA NEURAL..
Nosotros, los neuralterapeutas, para ejecutar las técnicas de la Terapia Neural, utilizamos  nada más que esto: agujas y jeringas estériles de diferentes tamaños, cargadas con un anestésico local  muy diluido que puede ser Procaína o Lidocaína.
La clave de la Terapia Neural está en saber encontrar en cada enfermo el lugar corporal preciso , el sitio de la irritación nerviosa donde aplicar nuestras inyecciones , hacerlo en el momento oportuno y -- por supuesto-- saber aplicar dichas inyecciones con delicadeza, correcta precisión y con arte hasta conseguir una pápula que tenga el mismo aspecto de una cáscara de naranja.
Estas irritaciones nerviosas o "campos interferentes" es lo que se conoce como ENGRAMA, que no es mas que un registro en la mente de un incidente negativo que le ocurrió a la persona en su pasado y que contenía dolor e inconsciencia (la conmoción producida por un accidente de tránsito, una operación quirúrgica con anestesia, etc.).
Tipo de inyecciones.
Tratamiento de las interferencias o infiltraciones subcutáneas. Se lleva a cabo en el tejido lesionado (cicatriz por ejemplo). Se realiza en el tejido celular subcutáneo y en los bordes de la lesión. Se hace una pápula en la piel con el aspecto de "cáscara de naranja". Cada inyección produce una serie de reacciones inespecíficas, independientes del sitio de la punción.
Infiltración intra-articular. 
Solo muy raras veces se hacen necesarias. En la mayoría de los casos resolvemos la situación con pápulas  y pequeñas infiltraciones alrededor de la articulación.

Carta Dental con la identificación de los órganos afectados por algunos odontones
En la carta dental anterior ilustramos el caso de un paciente que a consecuencia de "interferencias" en varios odontones sufre alteraciones en distintos órganos de su cuerpo.
En este caso particular observamos que el odontón 46 (maxilar inferior derecho) genera afecciones en los ojos . De hecho este paciente vive crónicos problemas en los ojos , que nunca no ha podido solucionar .
El odontón 15  del maxilar superior derecho interfiere con los ojos y la pineal y el odontón 16 del mismo maxilar afecta al Sistema Linfático.
En el maxilar superior izquierdo presenta varios odontones que generan problemas en órganos distantes , asi:
El odontón 24 afecta al Timo, con lo cual el sistema defensivo de este paciente no funciona a plenitud . También afecta al estómago (manifiesta tener gastritis permanentes).
El odontón 25 afecta y altera al estómago, al duodeno y al SNC.
El odontón 26 afecta a los ojos.
Por último y como si fuera poco para los ojos, el odontón 46 también los afecta. 

xxxxxxxxx 
4 comentarios
Total :
Para Comentar Elige el Sistema de Comentario de tu Agrado:
Comentarios Blogger Comentarios Google+

4 comentarios :

  1. Gracias Joaquín...Muy interesante tu artículo...ahora entiendo por qué hay enfermedades persistentes.
    Muuuuuuchas gracias!!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante este artículo. Un médico me inició estas Terapias Neurales, pero me gustaría saber si tiene efectos secundarios o adversos. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. en Ecuador donde puedo encontrar un medico capacitado en terapia neural en Portoviejo o Guayaquil, que usted conozca gracias.
    Vilma Sacoto

    ResponderEliminar

No daremos respuesta a los comentarios cuyo remitente firme como «Anónimo»